Neus Truyol. | Ayuntamiento de Palma

18

La regidora de Model de Ciutat del Ajuntament de Palma, Neus Truyol, tildó este jueves de «neoliberal y desregularizadora» la sentencia del TSJB que autoriza el alquiler turístico en viviendas plurifamiliares del municipio. Aseguró que la zonificación aprobada por Cort en 2018 es «plenamente legal y absolutamente necesaria».

Como ya había anunciado poco antes el alcalde de Palma, José Hila, Truyol informó de que Cort recurrirá una sentencia, «que consideramos muy peligrosa pues pone duda el trabajo que se está haciendo por parte de las administraciones para defender el interés general, en este caso el derecho y a la vivienda a un precio asequible para la mayoría de la población».

La regulación municipal, recordó, «tiene el objetivo de evitar la turístización de la ciudad, pues supondría que la convivencia vecinal se vería gravemente afectada, que los espacios comerciales y la oferta de servicios cambiaría, además de muchas otras derivadas de ruido, de incivismo, ...».

Por tanto, insistió, «la zonificación se realizó en virtud de este interés general, en pro de una vivienda asequible y para evitar la turistización de la ciudad».

Por otro lado, Truyol dejó claro que la regulación está actualmente en vigor y además aseguró que, en cualquier caso y como ya anunció el alcalde, existe el Plan de Intervención en Ambitos Turísticos (PIAT), aprobado por el Consell de Mallorca, «que también indica que si no hay una zonificacion municipal las únicas posibilidades de comercializar alquiler turístico es en las viviendas unifamiliares, por lo que la normativa actual seguirá siendo vigente sí o sí».

Recordó también que el PIAT «fue recurrido en su momento por los mismos actores económicos que han recurrido la zonificación de Palma y la Justicia se pronunció en favor de la administración pública», por lo que «ahí vemos una enorme contradicción en los pronunciamientos de la Justicia en un tema concreto como es el alquiler turístico».

Más aún, la regidora de Més recordó que la regularización proviene de una iniciativa popular liderada por la Federació d'Associacions de Veïs de Palma, partir de una recogida de firmas ciudadanas, «por lo que queremos poner en valor que la Justicia se pronuncia en contra de una iniciativa popular»

En este sentido, Truyol consideró que «las instancias judiciales no contribuyen muchas veces a mejorar la calidad de vida y los derechos de los ciudadanos y, desgraciadamente, últimamente creemos que están actuando de una forma ingerente de la dinámica política y se debería reflexionar sobre qué sistema judicial queremos y qué principios deben regir este sistema, honestamente pensamos que debería ser el interés general».

Por otro lado, Truyol recordó que Palma cuenta con el Decreto 2/2020, de agilización administrativa ante la COVID, que contempla una moratoria de licencias de alquiler turístico en Palma, de forma que no se puede dar ninguna licencia ni en plurifamiliares ni en unifamiliares hasta final de 2021, «precisamente para preservar que en una situación de crisis económica y social todas las viviendas se destinen a los residentes».

Para acabar, la responsable municipal quiso lanzar un mensaje de «tranquilidad e indignación» ante esta sentencia que, aseveró, no va a cambiar nada en Palma y declinó la oferta de la Asociación de Apartamentos y Viviendas de Alquiler de Temporada (Habtur) para negociar o replantear la regulación del alquiler turístico. «No hay nada que negociar porque el Ayuntamiento no negocia con los intereses empresariales o de un sector sino por el interés general y para que se haga uno social de la vivienda y no un uso especulativo y turístico».

En cuanto a la posible regulación del alquiler turístico en unifamiliares entre medianeras en barrios como Son Espanyolet, el Molinar o s'Arenal, la regidora de Més confirmó que el Ayuntamiento de Palma está «estudiando y analizando de qué forma podemos ajustar mejor la normativa en estos barrios donde, efectivamente, hay una densidad importante de alquiler turístico en unifamiliares y está generando toda una problemática y evidentemente también provoca que se incremente el precio del alquiler en estas zonas».