Imagen de las autoridades en una reciente visita a viviendas públicas de Calvià, en las cuales colabora el Ibavi. | Govern de les Illes Balears

0

El Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) colaborará con el festival de arquitectura Open House Palma que se celebrará los días 6 y 7 de noviembre, abriendo a las visitas 8 edificios de viviendas de protección que están en construcción o en proceso de adjudicación.

El Ibavi ha firmado un convenio de colaboración con la Asociación Cultural Open House Palma para hacerlo posible, con la intención de dar a conocer a la ciudadanía la arquitectura social, sostenible y de calidad que se está llevando a cabo en Baleares con financiación pública, ha informado la Conselleria de Mobilitat i Habitatge en un comunicado.

El Festival de Arquitectura Open House Palma abrirá al público, de manera gratuita, más de 70 edificios y espacios en todos los distritos de Ciutat, con la intención de dar a conocer los mejores ejemplos de arquitectura y diseño de Palma, habitualmente cerrados al público.

Paralelamente, se desarrollarán diferentes actividades relacionadas con la arquitectura y el urbanismo de Palma como mesas de debate, rutas guiadas a pie, talleres para niños y un concurso de fotografía.

Las visitas las guiará un equipo de voluntarios que se encargará de organizar las colas y dar las explicaciones. Ya hay un centenar de voluntarios, aunque el periodo de inscripción para serlo todavía está abierto en la web openhousepalma.org

Entre las ocho promociones del Ibavi que se incluyen en el Festival de Arquitectura Open House Palma están las 8 viviendas en construcción en la calle de Ignasi Barraquer, la primera promoción que recupera la piedra de «marès» en forma de vuelta de cañón, y la cubierta con aislamiento de posidonia oceánica.

También abrirá al público la de 19 viviendas en la calle de Salvador Espriu, justo al lado de la de Ignasi Barraquer, que también se construye con muros de carga de «marès», pero esta vez se utilizan forjados unidireccionales de madera.

La promoción de 43 pisos de la calle Brotad, situada ante la fábrica de Can Ribas de la Soledat, se divide en dos volúmenes, de forma que todas las viviendas disponen de ventilación cruzada y soleamiento en las dos fachadas. Los muros exteriores son de piedra de «marès».

Otra de las promociones que se podrá visitar es la de 35 pisos en la calle de Fornaris. El proyecto del despacho de arquitectura catalán DATAEE, propone unas viviendas con consumo energético reducido, con ventilación cruzada, y que respetan el entorno y su valor arquitectónico.

La integración paisajística del edificio se asegura mediante la construcción mural y la utilización de marès en fachada, del mismo modo que las edificaciones del entorno del complejo histórico industrial de Can Ribas.

Las 30 viviendas de la calle de Magdalena Bonet, del despacho catalán Vivas Arquitectos, destaca por la sencillez, de manera coherente con la optimización de costes, la calidad funcional y arquitectónica del proyecto y la implantación de medidas medioambientales.

La promoción de la calle de Josep Togores, de 8 viviendas, utiliza bloques de tierra comprimida, extraída de la misma excavación, para hacer la estructura del edificio, lo cual ha permitido reducir las emisiones de carbono en la construcción y mejorar las medidas bioclimáticas.

También las 5 viviendas de la calle de la Posada de Montserrat se han construido siguiendo los criterios de la arquitectura sostenible, con eficiencia energética y reducción de emisiones.

Finalmente, las 57 viviendas tuteladas y centro de día de la calle de Cuba, en el barrio del Molinar, están planteados para dar servicio a gente mayor.