Numerosas personas pidieron la bendición de sus plantas de albahaca. | Pere Bota

2

Este jueves a las ocho de la tarde se celebró en el monasterio de La Real la romería de Sant Bernat, considerada la más antigua de Mallorca. Uno de los momentos más destacados es la bendición de la albahaca, con la que se obsequia a los romeros.

La pandemia ha impuesto grandes cambios en esta tradición y ahora los asistentes deben llevar su propia planta de albahaca para que sea bendecida. Numerosas personas se acercaron hasta el monasterio, a las afueras de Palma, para proseguir con esta arraigada costumbre en el municipio.

El padre superior Josep Amengual explica que «en años anteriores a la pandemia se acercaban miles de personas y hemos llegado a repartir más de 10.000 brotes de albahaca».

palma josep amengual padre superior monasterio la real foto morey
El padre superior Josep Amengual. Foto: J. MOREY

El padre superior recuerda con orgullo que la devoción por Sant Bernat «empezó en la Isla tras su conquista y después de la fundación del monasterio de La Real, en el año 1235. La iglesia fue rehabilitada por el arquitecto Guillermo Reynés a principios del siglo XXy creo que hay pocas iglesias más antiguas que la nuestra en Mallorca».

Afluencia

Estas obras de reforma permitieron la entrada de más luz natural en el templo, que también ganó en altura sustentándose en la estructura original del siglo XIII. Este lugar, ubicado en el barrio del Secar de la Real, fue uno de los más queridos por el beato Ramon Llull, donde estuvo instalado muchos años.

Aunque el año pasado la pandemia menguó bastante la afluencia de creyentes a esta romería palmesana, a mediados de agosto alrededor de ochenta personas acudieron a la lectura del pregón, al que le siguió el concierto de la coral de La Real, dirigida por Ricard Terrades.

Las celebraciones proseguirán a lo largo de este viernes, día de Sant Bernat, y está previsto que a las diez y media de la mañana repiquen las campanas en honor al patrón de La Real.

Después, a las 11.00 horas, se celebrará una misa con una actuación de ball de bot a cargo del grupo Al-Riyad. Ya por la noche, a las 22.00 horas, el monasterio de La Real acogerá la actuación en directo de Pep Suasi y Marc Grasas (Suasi i Els electrodomèstics).