Cort colgó un distintivo en su balcón con motivo del Día Mundial de la Despatologización Trans. | Redacción Local

103

La regidora de Justícia Social, Feminisme i LGTBI, Sonia Vivas, ha decidido cambiar la orientación de las subvenciones que estaban destinadas a LGTBI, que suman un total de 45.000 euros, y convertirlas en líneas de ayuda para el empleo, la capacitación y el acceso al trabajo de las personas LGTBI. «De esa manera, daremos a los empresarios de nuestra ciudad la oportunidad de acceder por primera vez en la historia de la ciudad a subvenciones orientadas a favorecer el empleo de personas trans, que ahora mismo engrosan las bolsas de desempleo», declara la regidora de Podemos.

«Las mujeres trans –lamenta Vivas– en la mayoría de las ocasiones se ven abocadas a la prostitución o al mundo artístico, fuera de esos espacios su inclusión laboral es prácticamente residual, por eso vamos a reconfigurar las subvenciones para favorecer la formación dentro de los centros de trabajo de las temáticas LGTBI».

En concreto, las empresas de Palma podrán optar, por una parte, a una línea de subvención para dar formación dentro de sus negocios sobre temas LGTBI y, por otro lado, habrá otra línea, junto al área de Promoció Econòmica, para incentivar que las empresas de Palma contraten a personas trans.

Sonia Vivas entiende que «la pandemia ha cambiado muchas cosas, entre ellas la necesidad de redistribución de los recursos. Cosas que antes eran importantes ahora han pasado a un segundo plano, y otras que estaban en una segunda línea ahora son prioritarias». Por eso, afirma, «he dado la orden de empezar a cambiar tanto los pliegos de subvención como las partidas económicas dentro del presupuesto de gasto para reorientar la nueva política post COVID».

«La cuestión LGTBI debe estar en la calle pero también en los centros de trabajo y en este momento lo mas importante es que el dinero vaya allí donde es mas necesario y donde va a ser más transformador», insiste Vivas.

Así, por ejemplo, la partida destinada al centro LGTBI será una de las que se sacrifique este año «y el dinero irá destinado a favorecer el empleo y la inclusión de las personas trans, para que puedan acceder al mundo laboral y vivir como cualquier persona, con autonomía», recalca.

Pero seguirá habiendo una línea de subvención para sensibilización y colectivos feministas, dotada con otros 45.000 euros.

Puesta en marcha de un proyecto piloto del primer observatorio LGTBI en Palma

El área de Justícia Social convocará en el mes de septiembre una mesa de trabajo «para poner en marcha un proyecto piloto de observatorio LGTBI en Palma, algo que se lleva mucho tiempo reclamando y no existe aún en Balears», indica la regidora responsable.

«Queremos que éste sirva como experiencia pionera para todas las Islas y que el Govern se haga cargo después incluyéndolo en la ley». Para este observatorio también se introducirá una línea de ayuda dentro del cambio de orientación de las partidas económicas. Además, añade Vivas, «con la puesta en marcha de los nuevos servicios de Joventut podremos atender a más jóvenes que, como el chico que fue agredido por su padre y su hermano, tendrán ayuda psicologica gratuita a traves de Palma Jove».