Recreación de cómo será la iluminación de la Seu.

1

Después de años de polémica, a finales de septiembre comenzarán las obras para la renovación de la iluminación exterior de la Catedral una vez que la Junta de Gobierno dieran luz este miércoles a la adjudicación del proyecto.

La regidora de Infraestructures i Accesibilitat, Angélica Pastor, informó de que los trabajos no empezarán hasta entonces para no afectar a la temporada turística, por tratarse de uno de los espacios de la ciudad más visitados por los turistas.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 2.231.699 euros, de los que 990.000 euros irán a cargo de la contrata de iluminación, mientras que el resto de la inversión la llevará a cabo el Consistorio, que pedirá que el 50 por ciento de la financiación se haga con los fondos europeos Feder.

La regidora admitió que el proyecto inicial que se presentó la pasada legislatura no era el más adecuado, por lo que se rehizo y «ahora al fin se ha podido llegar a un consenso». La solución aprobada cuenta con el visto bueno del Consell de Mallorca, el Bisbat y la Comissió de Centre Històric del Consistorio.

Noticias relacionadas

El proyecto, que incluye también el alumbrado del Palacio de la Almudaina, contempla la instalación de once farolas tradicionales, parecidas a las actuales, de seis metros de altura (casi siete contando farol), con dos brazos laterales con focos Led «que respetan mucho mejor la estética de la zona», explicó la edil. Siete de estas farolas se ubicarán en frente de la Catedral y las otras cuatro en la plaza de la Almoina.

Además, se prevé la instalación de 505 proyectores de tecnología Led alrededor de la Seu, 298 encastrados en el suelo y 237 en diferentes ubicaciones. Asimismo, la actuación permitirá renovar 17 kilómetros de cableado. Con este proyecto el Ajuntament prevé conseguir un ahorro energético de un 45 por ciento respecto al consumo actual.

En este proyecto se ha renunciado a la iluminación con diversos colores del conjunto de la Catedral y la Almudaina, como sí es posible en Bellver o en el edificio de Cort.

Pastor recordó que el estado actual del alumbrado de la Seu «no es nada óptimo» y explicó que para este proyecto no se ha convocado un concurso porque «se incluye como una mejora del contrato de alumbrado público».

La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) ha mostrado este jueves su rechazo al proyecto de iluminación aprobado por el Ayuntamiento de Palma.