Imagen de las obras de uno de los aparcamientos que critican los vecinos. | Redacción Local

5

La plataforma ciudadana Ponent Potent ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra las resoluciones dictadas por Cort por las que se desestiman los recursos de nulidad de dos licencias de obra de viviendas unifamiliares que han obtenido permiso municipal para entrar con vehículos privados hasta sus aparcamientos particulares por los viales peatonales del parque municipal de Son Quint-Son Muntaner. Es decir, que la entrada a los aparcamientos será por el camino forestal, en vez de por la calle Salom (Son Rapinya) en la que están situadas las casas.

Durante meses, el Consistorio ni siquiera contestó a la reclamación de los vecinos, presentada en septiembre del año pasado, por lo que, ante esta falta de respuesta, estos llegaron a poner el caso en manos de la defensora de la ciudadanía, Anna Moilanen. La entidad vecinal recordó entonces que no dar respuesta a los recursos podía suponer una reclamación de responsabilidad patrimonial.

La obra tiene licencia, pero los vecinos estiman que el permiso no debería haberse concedido.