El presidente de Aded, Bartomeu Servera, lamenta el silencio del Consistorio. | Jaume Morey

7

La Asociación de Empresas de Distribución de Alimentos, Bebidas y Limpieza (Aded) no suministrará mercancías ni hoy ni mañana a los negocios de la zona de la calle Unió y la Plaça del Mercat en protesta por el cierre de esta zona al tráfico por parte del Ajuntament en 2019. El corte de suministro afectará a restaurantes, bares, cafeterías, algún pequeño supermercado y a los hoteles de la zona.

El presidente de Aded, Bartomeu Servera, admitió que estos dos días no afectarán demasiado, «pero si después sigue sin haber respuesta por parte del Ajuntament la suspensión será indefinida».

Los distribuidores reclaman a Cort que se liberen los espacios destinados a las cargas y descargas y que se les deje entrar en la Plaça del Mercat con un horario cerrado, por ejemplo, de 08.00 a 11.00 horas.

«Se trata de dos sencillas medidas que hubieran resuelto el conflicto, pero siempre nos hemos encontrado con el silencio como única respuesta por parte del concejal de Mobilitat, Francesc Dalmau», lamentó Servera.

El presidente de la entidad    calificó al edil como «un chulo» y lamentó que «miente, llevo años en esto y nunca me había encontrado con una situación así».

Criticó que «en lugar de tratar de encontrar una solución para estos trabajadores, ahora que se empezaba a respirar un poco, Dalmau se enroca y miente cuando muestra sorpresa ante nuestra postura, que conoce desde que    se cerró al tráfico la zona».

Mercat de l’Olivar

Ya entonces, recordó Servera, «le explicamos nuestra oposición y le pedimos que tuviera en cuenta los problemas que nos creaba como distribuidores de la zona». Durante un año y medio, insistió, «hemos tratado de explicar al edil la necesidad imperiosa que tenemos de poder acceder a la Plaça del Mercat y la respuesta fue colocar dos elementos a la entrada de dicha plaza para cerrar el paso».

«Por desgracia –añadió la asociación mediante un comunicado– el problema no acaba aquí y, para que el regidor Dalmau no se excuse nuevamente en la sorpresa, queremos dejar constancia de que también le hemos expuesto la problemática del Mercat de l’Olivar y la Plaça d’Espanya. En esta zona los cargas y descargas son una utopía porque siempre están ocupados por vehículos».   

Ante ello, Aded pide al Consistorio «que se ponga freno a la ocupación por parte de vehículos privados de esas áreas».