La regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Adrover, ha presentado el operativo. | Ajuntament de Palma

0

La Policía Local de Palma y la Policía Nacional desarrollarán a lo largo de este fin de semana un nuevo operativo especial -será el séptimo desde el fin del toque de queda- para combatir los botellones en diferentes puntos de la ciudad.

Según ha explicado la regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Adrover, el operativo será similar a los anteriores, con refuerzos de efectivos, cierre de polígonos industriales y actuaciones concretas en puntos conflictivos como Playa de Palma, Camp Redó, Paseo Marítimo o Santa Catalina.

Los dispositivos incluyen controles de alcoholemia así como cierre de calles para evitar aglomeraciones.

Por otra parte, Adrover ha detallado los operativos desarrollados en las últimas horas que, entre otras cuestiones, ha concluido con la intervención de nueve altavoces portátiles de gran potencia en la zona litoral.

Igualmente, esta madrugada, la Policía Local también ha intervenido en otras actuaciones como una entrada ilícita en un domicilio, un caso de daños y hurto, una conducción bajo losefectos del alcohol, así como accidentes de tráfico, la muerte de una persona en su domicilio y dos casos de violencia de género de alto riesgo, entre otros servicios.

También este jueves se ha desarrollado una campaña de información en locales en la que se explican las nuevas regulaciones en cuanto a la venta de alcohol, que, tal como marca la nueva normativa autonómica, está prohibida a partir de las 22.00 horas.

En las últimas horas, Policía Local y Policía Nacional han desarrollado en la misma línea un operativo especial en Playa de Palma.

Adrover ha recordado que las personas que realizan botellón se pueden enfrentar a multas de hasta 3.000 euros a título individual.