Noemy Berbel, Bel Busquets, Loren Carrasco, Maria del Mar Gaita y Magdalena Jaume, este viernes en la inauguración. | M. À. Cañellas

6

En 24 metros cuadrados caben dos barrios de Palma, que además pesan una tonelada de gres cocido. Así lo demuestra la maqueta que desde ayer se aloja en el museo Krekovic hasta el 30 de septiembre. Reproducir cada uno de los edificios y solares de Nou Llevant y La Soledat Sur ha requerido las manos de los alumnos de 10 y 11 años del CEIP Pintor Joan Miró, capitaneados por el prestigioso ceramista Joan Pere Català Roig.

Esta escultura colaborativa forma parte del proyecto Re-Habitar el barri: espai de reunió, liderado por el grupo de investigación de Art i Educació (GRAiE) de la UIB y que ha sido posible gracias a la colaboración del Consell de Mallorca. También han participado los estudiantes del grado de Educació Primària de la UIB, los alumnos del CEIP Costa i Llobera de Marratxí, el arquitecto Francisco Cifuentes, del estudio Aulets, el escultor Damià Matas y la ceramista Virginia Massagué, entre otros.

Tal cantidad de participantes se han coordinado en esta acción que une universidad, escuela y sociedad a través del arte, la sociología, la historia, la arquitectura y el urbanismo. Una contribución a la transformación social y el empoderamiento ciudadano dirigido por las investigadoras de la UIB Noemy Berbel y Magdalena Jaume.

«Ha sido una experiencia muy gratificante crear vínculos en la comunidad», señala Berbel ante la pieza central del proyecto, que reproduce los característicos edificios de estas barriadas, así como antiguas fábricas, solares y viviendas de escasa altura.

Según el padrón de población del 1 de enero de 2020, el total de habitantes del Nou Llevant y Soledat Sur era de 8.839 habitantes, que se concentran «en 37 quarterades», calcula Català Roig.

Tras recibir los planos del estudio de arquitectos, se prepararon unos patrones para crear los inmuebles. Las huellas de todos los participantes aún se perciben en estas figuras que ahora se codean con los cuadros de Kristian Krekovic. Todo esto en un barrio que vive una profunda transformación inmobiliaria y que es el germen del Districte Innovador de Nou Llevant. Esta experiencia es una muestra de las posibilidades de la colaboración entre vecinos e instituciones.

Agradecimiento

Jaritza Inés Valverde es una alumna de 11 años del CEIP Pintor Joan Miró. Justo ayer por la mañana pasó por casualidad por el museo Krekovic y se topó con la inauguración de la maqueta de cerámica en la que había participado. La emoción no podía ser más grande: «Siempre me ha encantado el barro. Estoy muy agradecida de que nos hayan dejado participar», cuenta ilusionada. «Con esta experiencia he aprendido a ser paciente», revela tras trabajar en el taller de Joan Pere Català Roig. Una oportunidad para conocer una nueva realidad desde su barrio.