La ampliación del Acire de Sant Jaume, rechazada por los comerciantes, es la última medida polémica que afecta al pequeño comercio.

24

Las patronales del pequeño comercio, Pimeco y Afedeco, han decidido cambiar de estrategia ante las políticas del Ajuntament que afectan a este sector, sobre todo la de movilidad, y cambiar mesas de reunión infructuosas por los tribunales de justicia.
Antoni Vilella, gerente de Afedeco, y Antoni Fuster, presidente de Pimeco, lamentan que «tenemos poca participación, poco diálogo y hay nula transparencia en la información, cosas de las que siempre presume el Pacte».

Censuran, en concreto, que «no hemos tenido ninguna posibilidad en temas de movilidad, se nos llama siempre el día anterior de anunciarlo a la prensa y para nosotros eso no es participar sino utilizarnos». No entienden que Cort no tenga en cuenta a un sector que representa el 14 % del PIB de Palma. Por eso, las patronales han decidido que «a partir de ahora acudiremos a la vía judicial en aquello que consideremos que no se ajusta a la legalidad, no nos han dejado otra salida».

No obstante, tanto Fuster como Vilella dejan claro que «nunca nos vamos a cerrar la puerta de la negociación porque hay un interés por encima del nuestro que es el de los comerciantes, y seguiremos reuniéndonos para ver si conseguimos cosas importantes para este sector». Pero sí han dejado de asistir a ciertas reuniones «pues no estamos dispuestos a seguir haciéndoles el juego de las fotos del consenso».

«No nos había pasado nunca algo similar con otro gobierno –recuerda Vilella– cosa que no sucede con la Conselleria de Comerç del Govern, donde están los mismos partidos pero donde somos tenidos en cuenta». Por lo pronto, las patronales están preparando alegaciones a la ampliación del Acire de Sant Jaume, que rechazan los comerciantes de la zona, como paso previo, una vez que sean rechazadas, «que es lo que se espera», a la interposición de un contencioso administrativo en los tribunales. Fuster tilda de «vergonzosa» la ausencia total de diálogo ante esta ampliación.

En definitiva, ambos alertan de que «Cort está apostando por el comercio de extrarradio o periurbano en contra del comercio urbano, que lo está desertizando. Han visualizado una Palma con todo el centro casi peatonalizado o más bien con calles cerradas, pero antes no han hecho aparcamientos disuasorios, ni han puesto un transporte rápido y pequeño que traiga a turistas y ciudadanos al centro de forma ágil, ni han previsto que los aparcamientos no sean tan caros».

Críticas de Cs

Ciudadanos Palma visitó ayer a los comerciantes de la calle Bonaire para conocer su visión sobre la ampliación de la zona Acire, tras lo cual anunció el apoyo a sus reivindicaciones y acusó al Pacte de «matar el centro de Palma». Los comerciantes y los vecinos «vuelven a denunciar que Cort actúa con políticas de hechos consumados», alertó la portavoz, Eva Pomar. «El Pacte –añadió– es el artífice de crear una Palma que se alquila».