Imagen de archivo de una de las principales calles comerciales de Palma. | M. À. Cañellas

56

Palma ha ganado población. La capital mallorquina es la cuarta ciudad española que más ha crecido en habitantes durante 2020, según desprenden de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Tan sólo la superan en crecimiento Madrid, Barcelona y Zaragoza.

Un total de 422.587 personas vivían en Ciutat en 2020, lo que supone una variación de 6.522 personas respecto al periodo anterior de 2019, un 1'56 por ciento más que el año anterior. La misma línea sigue el conjunto de Baleares que en los últimos 45 años ha duplicado su censo. Según datos de 2020, un total de 1.171.543 personas, 22.083 más que un año antes, residen en Baleares. Por tanto, un 36'07 por ciento de la población total de Baleares vive en Palma.

El análisis del padrón por barriadas indica que dónde más ha crecido el número de habitantes es en los barrios de Foners, Son Gotleu y Pere Garau. Es precisamente en estos barrios donde viven más extranjeros extracomunitarios. En cambio, las zonas con más extranjeros comunitarios el aumento es relativo, estas son Son Vida, Monti-Sion y Sindicato, según datos del padrón.

El mapa de España: las grandes ciudades y las islas más llenas que nunca

A nivel nacional, la población española ha crecido alrededor de un 38 % desde 1975 hasta 2021: se ha pasado de un país con 34,2 millones de habitantes a otro de alrededor de 47,3 millones, pero este aumento de la población no se nota en todas las zonas por igual. Durante estos años, en los que el país ha sufrido una revolución económica, amplias regiones del país se han visto afectadas por movimientos migratorios de gran calado desde las zonas rurales hasta las grandes ciudades. Así, provincias como Zamora han visto como su población se reducía en este periodo más de un 31%, mientras que otras como Baleares no han parado de crecer.

Asturias y Castilla y León son de las comunidades autónomas más afectadas por el abandono de población de sus municipios: más del 85 % de sus municipios tenían en 2020 menos población que la que registraban en 1996. Tras ellas, Extremadura y Aragón son los territorios en los que un porcentaje más alto de municipios han visto mermados su población.

Sólo teniendo en cuenta el periodo entre 2017 y 2018, hasta 26 provincias perdieron población en ese año, siendo las que más han perdido, en porcentaje, Zamora, Ávila, León y Cáceres mientras que las provincias que más han ganado población entre 2017 y 2018 son Baleares, Madrid y Santa Cruz de Tenerife.