Ojo avizor. Desde las siete y media de la mañana, un técnico contó los coches que pasaban por delante de su posición para analizar el tráfico rodado del centro de Palma.

42

De siete y media de la mañana a doce y media, con una disciplina germánica, un joven estuvo este lunes contando coches en el corazón de las Avingudes de Palma.

Concentración absoluta, mirada fija en cuatro carriles y dos contadores analógicos, uno por mano, para que ninguno de los vehículos que pasaba por delante de los ojos del técnico se escapara.

Es el contador de coches de Avingudes por unas horas. Cubierto de mascarilla, gorra y chaleco, este joven tiene un papel clave: forma parte del estudio del tránsito en la ciudad para analizar el impacto del tranvía que recorrerá desde plaza Espanya hasta el hospital de Son Espases.

Análisis

Según fuentes de la Conselleria de Mobilitat i Habitatge, este ‘contador’ de coches se suma a las cámaras que se están repartiendo por diferentes puntos de la ciudad, como la semana pasada en la plaza Abu Yahya, que analizan el tráfico y así estudiar la incidencia del futuro tranvía en la circulación de Ciutat.

Su recorrido tendrá una longitud de 4,5 kilómetros, siguiendo el ferrocarril de Sóller, y cuenta con un presupuesto de 51,6 millones.

El tranvía no cuenta con el beneplácito de todo el mundo. El portavoz del PP de Palma, Jaime Martínez, señaló este lunes e que «el proyecto de tranvía hasta Son Espases es desmesurado, improvisado e innecesario». Martínez dio a conocer en rueda de prensa las alegaciones que la formación ha presentado al proyecto del tranvía, que según el partido no está recogido en el Plan Sectorial de Movilidad del Govern.

El PP de Palma ha advertido que en el programa sí se prevé la ampliación del metro hasta el hospital y el Parc Bit, y que el Ajuntament de Palma cuenta con informes municipales que aconsejan su replanteamiento.