Sergio Rodríguez, concejal y diputado de Vox. | Redacción Local

54

El equipo de Gobierno del Ajuntament de Palma rechazó este jueves la proposición presentada en comisión por el grupo municipal de Vox para que se prohiba la exhibición en los escaparates de los establecimientos denominados 'pollerías' dulces con formas explícitas de órganos sexuales masculinos y femeninos. Durante la discusión mantenida entre los distintos partidos con presencia en Cort, el concejal de dicha formación Sergio Rodríguez consideró que «es muy feo ver a un niño pequeño comiéndose una polla en la calle» ya que, recordó, este tipo de productos «son muy explícitos y no dejan nada a la imaginación».

Durante el debate, Rodríguez lamentó además «que se haya importado esta moda de otras ciudades» y fue más allá en su explicación, instando a «proteger a la infancia».

Rodríguez negó de que se trate de una «proposición mojigata» pues «tengo tres hijos y no me los ha hecho el espíritu santo».