Pere Caminals fue relojero de 'En Figuera' hasta el pasado 31 de diciembre. | Click

1

El alcalde de Palma, José Hila, y el regidor de Participación Ciudadana y Gobierno Interior, Alberto Jarabo, han recibido este martes en audiencia a Pere Caminals, el que fue relojero del Ayuntamiento de Palma durante los últimos 15 años, para agradecerle el trabajo realizado en Cort a cargo del mantenimiento de 'En Figuera' y de todos los relojes de cuerda que hay en el consistorio.

El pasado 31 de diciembre, Caminals se jubiló, pasando el relevo a Biel Julià, el nuevo relojero municipal que en las últimas semanas ha llevado a cabo una restauración y puesta a punto integral de 'En Figuera'.

La historia de este reloj se remonta al año 1386 cuando el Gran y General Consejo compró a los dominicos una torre en la calle Victoria donde instalaron un reloj con campana de 1.880 kilos, obra del platero Pere Joan Figuera. Esta torre era conocida como 'Torre de las Horas o de en Figuera' y fue uno de los primeros relojes de torre de España.

En 1660 la campana se refundió para obtener la campana actual con un peso de 1.843 kilos. Más tarde, la torre fue dañada por un tornado y fue derribada, trasladando en 1848 el reloj y la campana al actual edificio de Cort.

En 1863 se sustituyó el reloj por uno nuevo de la casa Collin. La instalación fue dirigida por el relojero Juan Vicat.

En 1964 fue restaurado y posteriormente electrificado por el relojero municipal Fernando Fernández que se encargó del reloj hasta el año 2005, en el que Pere Caminals le relevó en el cargo.