Imagen de las demoliciones realizadas en la calle Polvorí, de El Terreno. | Redacción Local

15

La demolición de casas tradicionales en la calle Polvorí, en El Terreno, continúa. Si ARCA denunció a finales de marzo que la Gerència d’Urbanisme había dado permiso para el derribo de una de las antiguas casetas de esta vía, la del número 22, las máquinas excavadoras arrasaron ayer también con otras dos ubicadas junto a esta primera.

En este caso, desde la entidad conservacionista no se tenía constancia de estos nuevos permisos, correspondientes a los número 22a y 24.

La vicepresidenta de ARCA, Àngels Fermoselle, lamentó que «es una pérdida patrimonial, ambiental e histórica». «Por desgracia, el plan especial de El Terreno no supo prever que estos elementos tan humildes y tan especiales, que le dan ese encanto a la calle, necesitaban un cuidado mucho mayor y ésta es la consecuencia».