Imagen del tramo de la carretera que se quiere ampliar. | Redacción Local

28

El proyecto presentado por el Ajuntament de Palma para la ampliación de la carretera de Esporles a su paso por Establiments tiene revolucionado a este barrio palmesano a pocas horas de la concentración convocada por la asociación de vecinos para mañana, a las 11 horas, en la Plaza de Cort. La protesta se realiza en contra de este proyecto, pero también para denunciar «la dejadez» que padece Establiments por parte del Consistorio.

El plan municipal contempla la expropiación de los porches de una cincuentena de casas para poder dotar de aceras a parte de la Ma-1040. Ante ello, el presidente de la Associació de Veïns d’Establiments, Llorenç Bauzá, explica que «la gente cuya casa peligra está preocupadísima, y este tema está causando mucha crispación». La asociación reunió anoche a los vecinos para explicarles bien el proyecto municipal y refrendar con ellos la postura de la asociación.

Aunque es cierto que los afectados por estas expropiaciones son una minoría de los habitantes de Establiments, «la mayoría de los residentes se solidarizan con ellos y están en contra de que se lleven a cabo», asegura Bauzá.

Una de las familias afectadas necesita el terreno que se expropiaría para aparcar su coche porque una de las hijas padece una enfermedad.

Uno de los afectados, por ejemplo, relata que «mi hermana tiene la enfermedad de Andrade y en ocasiones debido a su alteración del sistema nervioso se ve obligada a utilizar la silla de ruedas, por eso debemos tener espacio para aparcar el coche junto a la casa». A veces, añade, «la tenemos que llevar a urgencias por la noche, por lo que si nos quitan el aparcamiento no se cómo lo vamos hacer, está en juego su movilidad».

En otros casos la parcela que se planea expropiar son pequeños jardines o, incluso, huertos a los que los propietarios no quieren renunciar por nada. La asociación ha contratado un autobús para llevar a los asistentes a la concentración de mañana, que cuenta con la autorización de Delegación de Gobierno, y se asegura que se respetarán las medidas de seguridad decretadas por la pandemia. Ante este contexto, la regidora de Infraestructures, Angélica Pastor, declinó este jueves realizar declaraciones al respecto.