Las arcas municipales dejarán de ingresar 1,8 millones de euros. | T. Ayuga

23

Los bares y restaurantes de Palma quedan exentos de pagar la tasa de terrazas durante todo el año 2021, como ayuda para paliar la crisis económica. Así lo anunció el alcalde de Palma, José Hila, durante la rueda de prensa en que informó de la liquidación del presupuesto del año pasado y del remanente de 37,3 millones con que se cierra el ejercicio y que se destinará a ayudas urgentes.

Hila admitió que la medida, que supone que las arcas municipales dejarán de ingresar 1,8 millones de euros, es posible gracias a la tranquilidad económica que aporta el remanente de tesorería.

Recordó que las terrazas ya no pagan la tasa de terrazas desde el mes de marzo del año pasado, «por lo que en casi dos años en Palma habrá habido terrazas ampliadas y sin ningún pago lo cual es una buena ayuda», afirmó el primer edil.

Preguntado por la demanda del Govern a los ayuntamientos para que faciliten la apertura de terrazas a bares y restaurantes que ahora mismo no tienen permiso para ello, el alcalde respondió que «de momento no se nos ha trasladado ninguna petición, por lo que me resulta difícil valorar algo que no me han pedido, pero si llega lo estudiaremos».

Noticias relacionadas

Apuntó, no obstante, que Palma ha duplicado el número de terrazas durante la pandemia, de unas 1.100 que había a las 2.200 que hay ahora, gracias a las medidas excepcionales de ampliación de estos espacios en zonas de aparcamiento de vehículos «que ha permitido a muchos locales que nunca habían tenido terraza poder tenerla ahora».

Hila consideró que «el Ayuntamiento de Palma ha hecho un esfuerzo que pocos ayuntamientos han hecho».