Imagen de la reunión mantenida este martes. | Ajuntament de Palma

25

El cambio del nombre de las calles de Palma con origen franquista será revisado. El alcalde de Palma, Jose Hila, y el regidor de Educación y Política Lingüística, Llorenç Carrió, han asistido la tarde de este martes a la reunión de la Comisión Técnica de Memoria y Reconocimiento Democrático para solicitar formalmente la revisión del Censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas en las Islas Baleares que afecta a Palma.

Durante el encuentro se ha acordado la creación un grupo de trabajo para analizar los elementos que figuran y que se encuentran en Palma. Hila y Carrió han pedido que se preste especial atención a los cambios de nombre que afecten a las calles de los almirantes Churruca, Gravina y Cervera y a los nombres de ciudades o municipios. Además, han solicitado que se tenga en cuenta la trayectoria de Gabriel Rabassa.

Cabe recordar que el Consistorio inició la sustitución de nombres de 12 calles en cumplimiento de la Ley 2/2018, de 13 de abril, de memoria y reconocimiento democráticos de las Islas Baleares, que elaboró ​​el Censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas. Esta norma es de obligado cumplimiento por parte de las administraciones competentes.

En total, se puso en marcha el cambio de los nombres de 12 calles de Ciudad: la avenida Joan March, las calles de Alfambra, Brunete, Toledo, Josep de Oleza, Gabriel Rabassa, Canónigo Antoni Sancho; almirantes Churruca, Gravina y Cervera; pasaje Castillo Olite y plaza del Obispo Planas.

Noticias relacionadas

A raíz de la polémica suscitada por esta iniciativa, Hila decidió paralizar el cambio de nombres y solicitar una revisión «urgente y extraordinaria». El alcalde señaló que «en política no tenemos siempre la razón y cuando se tienen dudas razonables, como yo también tengo en este tema, lo mejor es parar, revisar y si hay que rectificar no pasa nada».