La crisis económica será más palpable en Palma este año en cuanto a los ingresos por tributos. | T. Ayuga

4

Cort recaudó el año pasado el 83,95 % de lo que podía ingresar en concepto de tributos (impuestos, tasas y contribuciones especiales) y precios públicos, un porcentaje de cualquier año normal. Esto significa que en el primer año de pandemia el Ajuntament aún no sufrió la crisis en cuanto a la bajada de recaudación de ingresos por tributos, como ha padecido la Comunitat, y no le supuso generar déficit.

El año pasado el Consistorio realizó una previsión de recaudar 297.849.587,43 euros. Finalmente emitió al cobro 286.760.888,15 euros (los derechos reconocidos netos) y hasta ahora ha cobrado 240.726.577,54 euros, el 83,95 % de lo que podía ingresar. Se trata de un porcentaje que no se sale de lo normal (por impagos o aplazamientos) y que Palma logró mantener. En 2019 fue del 83,82 %.

El PP pide bajar costes fiscales

«Este poco impacto sufrido es indudablemente positivo para el Consistorio, pero también demuestra que el PP tenía razón cuando reclamaba que había margen para bajar los costes fiscales y aliviar así a las pymes o autónomos más afectados por la pandemia», afirma el concejal Julio Martínez. En opinión del que fuera concejal de Hisenda con el último gobierno del PP, «la mayor bajada de ingresos llegará en el ejercicio actual».

Los ingresos de tributos que se realizan vía padrón –como el IBI, el impuesto de circulación o el tratamiento de residuos– son muy estables y no suelen sufrir grandes cambios. De hecho, en 2020 hubo unos derechos reconocidos por estos tributos que dependen del padrón de 188,9 millones frente a los 189,7 millones previstos inicialmente, es decir el 99,58 %. De momento se han recaudado 160,1 millones, que supone el 84,75 %.

Menor actividad

En cuanto a los ingresos que no dependen del padrón, la situación cambia, porque aquí hay conceptos en los que sí se nota ya la crisis económica, como en la tasa de licencias urbanísticas, donde de los 10,6 millones previstos finalmente se ingresaron solamente 6,5 millones.

En los que provienen del Estado, en cambio, (sobre todo IVA e IRPF) se ingresó más de lo previsto porque se cobró la liquidación de 2018 que fue muy positiva. En este apartado se ha recaudado el 82,73 % de los 74,6 millones previstos inicialmente.

En 2021 bajará el ingreso de muchos de estos impuestos. La previsión es que habrá más impagados y se ingresará menos dinero por una menor actividad económica.