El hostal Corona está a la venta desde el año pasado y fuentes inmobiliarias confirman que «no se ha vendido porque no han querido». Pretendientes no le faltan. Tras 30 años de actividad, el año pasado cerró sus puertas por la pandemia. | M. À. Cañellas

«Se está moviendo bastante el asunto», señalan desde la inmobiliaria Buades. La barriada de El Terreno está concentrando un buen número de operaciones inmobiliarias al calor de las inversiones privadas que rehabilitan esta zona. Es tal el interés que los precios de determinados locales están subiendo de precio.

Un ejemplo de este fenómeno es el Hostal Corona. En agosto del año pasado salió a la venta por 4,3 millones de euros. Vista la demanda de diferentes inversores hace un mes ha subido su precio hasta los 5 millones aunque también se alquila por 10.000 euros mensuales.

Así lo confirma Katja Schrapel, directora general de El Terreno Inmo. «Tenenos muchas visitas de ingleses y alemanes interesados en locales para el turismo y la hostelería de El Terreno. Lo cierto es que estamos muy sorprendidos porque pensaba que no habría interés con la pandemia», cuenta la empresaria.

Encarecimiento

Advierte que se están produciendo muchas visitas a locales de El Terreno y «algunos propietarios han llamado para subir los precios porque saben lo que va a pasar en la zona». La causa por este encarecimiento se debe a la próxima rehabilitación de la zona, en especial la plaza Gomila.

Aunque Mallorca lleva un año en una difícil tesitura económica y social por la pandemia, Schrapel advierte que «aquí no están los chollos que los clientes esperan. Aunque haya locales cerrados, no habrá una bajada de precios en El Terreno». Tampoco sucede ese fenómeno en el caso de las viviendas. Y Schrapel pone un ejemplo: «Teníamos una vivienda por 1,3 millones que hace dos semanas subió el precio a 1,5». Pese a que determinadas zonas están en mal estado, el barrio se revaloriza y promete convertirse en un nuevo foco económico de Palma.

Hans Lenz, director de Engel & Völkers Mallorca suroeste, advierte que la empresa va a poner «a la venta una promoción en breve. Serán dos casas con dos plantas con terraza y parking que saldrán a la venta por más de un millón de euros». Todo esto a pocos metros de la plaza Gomila, que hasta hace unos años era el centro neurálgico del ocio nocturno. Esta apuesta por viviendas de alto standing casa poco con ese ocio nocturno que está congelado ahora mismo en tiempos de pandemia.

«Hay movimiento en El Terreno. Era una zona abandonada a su suerte que ahora va a recibir una inversión muy importante. Dentro de poco veremos un Terreno muy rejuvenecido y mejorado», dice Lenz.

Nueva vida

El directivo advierte que la combinación de residencial y ocio nocturno «son dos actividades que no se ayudan. Vamos a ver como abrirán. Creemos que habrá una reconversión a otro tipo de negocios que transformarán el barrio con otros servicios que se distanciarán de lo que había hasta ahora». Lenz advierte que «hay inmuebles vacíos desde años, otros destinados a la noche o edificio okupados. El barrio ha sufrido mucho y es fantástico que vaya a tener una nueva vida. Se lo merece».