La Funeraria de Palma ha presentado una queja ante la Conselleria de Salut. | Jaume Morey

La Funeraria de Palma ha presentado una queja ante la Conselleria de Salut por el hecho de que el personal de la Empresa Funeraria Municipal no esté incluido en ningún grupo para la vacunación contra el coronavirus.

El concejal de Participación Ciudadana y también presidente de la EFM, Alberto Jarabo, declaró este miércoles que «nos hemos encontrado con que dentro de las diferentes fases del protocolo de vacunación las empresas funerarias no estaban incluidas, por lo que hemos trasladado la queja a la Conselleria para que se pueda volver a debatir en el Consejo Interterritorial de Salud a fin de que puedan ser incluidos lo antes posible».

«No entendemos -dijo- que un personal que fue considerado esencial para atender la grave situación que se vivía el año pasado pueda ser olvidado de este protocolo. No estamos hablando de que se priorice a estos trabajadores, pero no es posible que ahora se hayan olvidado dentro de este protocolo».

Por eso, añadió, «hemos pedido al Govern que haga los esfuerzos necesarios para que se les incluya en alguna de las diferentes fases, la dos o la tres».

Jarabo admitió «la sensación de olvidó, decepción y preocupación que esta situación ha generado entre el personal de la Funeraria de Palma».