Los efectos de los últimos temporales con vientos huracanados aún son visibles en el bosque de Bellver, donde pueden verse todavía árboles caídos. | I.Oteiza

7

El bosque de Bellver fue una de las zonas de Palma más afectadas por los vientos huracanados de los recientes temporales Hortense e Ignacio. Como consecuencia, en esta área hubo muchos árboles derribados, literalmente arrancados de raíz, como muestran las fotos que ilustran esta noticia. En concreto, han tenido que realizar 63 intervenciones a causa de los citados temporales: 50 son talas de árboles (especialmente en las calles Pins, Palangres y Sa Quarentena) y 13 actuaciones por caídas de ramas.

Aunque han pasado días y el viento ha amainado, los efectos de la devastación siguen siendo visibles para cualquiera que camine por Bellver.

IMG_20210203_074518.jpg

Desde el Ajuntament de Palma se informó de que la Direcció Facultativa del Districte Ponent tiene previsto hoy realizar una inspección en el bosque a fin de programar las actuaciones que todavía están pendientes por orden de prioridad.

Hasta ahora, se aclara desde el Consistorio palmesano, las prioridades han sido eliminar posibles riesgos (árboles con peligro de derrumbe, por ejemplo) y despejar las zonas de tránsito que hubieran quedado cortadas por la caída de árboles o ramas.

En algunos casos, como los pinos de las fotos, se explicó que están en caminos secundarios, como el que existe paralelo a Camilo José Cela, y como existe una alternativa de paso se consideró que no era una actuación prioritaria, por lo que está previsto actuar la semana que viene.