La decisión llega tras una petición vecinal y así lo trasladará Cort a las patronales. | Redacción Local

78

El Ajuntament de Palma pedirá a los bares y restaurantes la retirada de las terrazas que ocupan plazas de aparcamiento durante el tiempo que los establecimientos permanecen cerrados por la actual normativa sanitaria.

El decreto que lo regula ya establece que esta ocupación extraordinaria está vinculada al desarrollo de la actividad, y que en caso de que durante más de tres días seguidos no se hiciera uso, deberían desmontar. La cesión de esta actividad dando cumplimiento a las restricciones impuestas por el Gobierno Balear implica el deber de restablecer este espacio para el uso de la Ciudadanía como plazas de aparcamiento.

La decisión es fruto de una petición vecinal para recuperar las plazas de aparcamiento el tiempo que los establecimientos no podrán hacer uso.

El área de gobierno Interior ha informado de esta norma a los agentes sociales (PIMEM y CAEB) y lo harán también a los empresarios mediante sus informadores. Desde el consistorio se pide y agradece la colaboración para hacer de Palma una ciudad más amigable.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, en cuanto la actividad se pueda retomar los establecimientos podrán volver a ocupar las plazas de aparcamiento para instalar las terrazas.