El Ajuntament es un gran consumidor de energía y también un gran productor potencial de energías renovables, pues ya cuenta con algunas instalaciones de energía verdes y tiene capacidad de crecimiento. Arriba, imagen de placas solares en las instalaciones de Emaya en Can Valero. | Redacción Local

Emaya se convertirá oficialmente a partir de junio del año que viene en comercializadora de energía renovable. El primer paso será la compraventa de energía para el consumo propio de la empresa y a partir de finales de 2022 o principios de 2023 también para el suministro del Ajuntament (electricidad y gas como combustible para vehículos).

Desde la empresa municipal se explica que en junio de 2021 finalizan los trámites burocráticos para que Emaya se convierta en comercializadora de energía. Pasará, por tanto, a ser ‘mayorista’ y podrá comprar directamente la energía al ‘pool’ eléctrico (el mercado mayorista de la energía). A partir de ese momento, la empresa ya no necesitará un intermediario (tales como Endesa, Sampol, Iberdrola, Fenosa...). Además podrá vender sus excedentes de energía directamente.

Pero será a finales de 2022 o inicio de 2023, según el calendario programado, cuando Emaya ya podrá suministrar la energía al Ajuntament de Palma. La idea es que la energía que se proporcione al Consistorio sea mayoritariamente la de producción propia (principalmente electricidad fotovoltaica y biogás para los autobuses).

Pero no todo será nuevo, pues Emaya ya genera energía actualmente con las instalaciones de energía fotovoltaica que tiene en Son Pacs y el polígono de Can Valero.

Además, la EDAR 1, la depuradora de Sant Jordi, también genera energía desde sus inicios. Esta es la planta depuradora más reciente y genera energía a partir del biogás (en la planta de cogeneración) para el consumo de la propia depuradora. En cambio, la EDAR 2, la planta del Coll, es más antigua y recibe la energía de la red, como cualquier otra instalación.

El objetivo es ir aumentando de forma muy importante esta generación de energía mediante una serie de iniciativas. En primer lugar en febrero se pondrá en marcha un proyecto de generación de energía fotovoltaica con la instalación de una pérgola cubierta de placas solares y la creación de nuevos puntos de recarga para los vehículos eléctricos de la empresa, todo ello en Son Pacs. La inversión es de 263.139 euros.

También se ampliará la planta solar fotovoltaica de Son Pacs destinada al autoconsumo en las instalaciones de la empresa en Son Pacs y Son Tugores. Las obras comenzarán en junio, con un presupuesto de 1,3 millones.

En segundo lugar se pondrán en marcha a partir del próximo mes de mayo proyectos relacionados con el incremento del aprovechamiento de los lodos resultantes de la depuración (en la EDAR 1), con una inversión estimada de 8.000.000 euros.

Todos estos proyectos cuentan o se ha solicitado financiación de los fondos FEDER y/o subvenciones de la Comunitat Autónoma para el fomento de las energías renovables.