Mateu Marcús, actual gerente de la EMT. | Ultima Hora

16

Los sindicatos USO y SATI, del comité de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma, presentarán en los próximos días una denuncia ante un Juzgado Penal contra el gerente, Mateu Marcús, al que acusan de presunta malversación.

Así lo han anunciado en un comunicado conjunto en el que acusan a Marcús de haber favorecido a personas allegadas dentro de la empresa con ascensos y complementos salariales, que USO y SATI califican de «sobresueldos».

«Desde 2016 ha ascendido a 13 trabajadores a dedo, sin concurso-oposición, y ha metido en la empresa a dos personas de confianza con contrato indefinido, también sin concurso-oposición. La mayoría de ellos para pagar su lealtad a la dirección o al PSOE», sostienen SATI y USO.

Los sindicatos han apuntado que algunos ascensos «han conllevado una subida salarial de más de 1.000 euros mensuales».

Además, los dos sindicatos dicen tener constancia de que a algunos de estos trabajadores les han «pagado una 'propinita' de más de 4.000 euros en sus nóminas de diciembre de 2019», en concepto de complemento de productividad.

Los sindicatos han incidido en que ese concepto no está recogido en el convenio colectivo de la empresa, y han señalado que con este 'plus' dichos trabajadores han llegado a percibir más de 9.000 euros en la nómina.

En el comunicado, los sindicatos han indicado las cantidades precisas de complementos que supuestamente se han pagado a tres trabajadores, y han sostenido que «hay varios trabajadores más que han percibido este aguinaldo». Así, afirman que «el total de todo lo abonado en estas compensaciones puede ser de más de 25.000 euros».

Los dos sindicatos también pedirán con su denuncia que los trabajadores que han recibido los complementos -que USO y SATI tildan de «prebendas»- devuelvan las cantidades.