La asociación organiza cada sábado caminatas reivindicativas para poner en valor el Parc Natural de Ponent. Se suspendieron durante el estado de alarma, pero se retomaron el pasado mes de mayo. | M. À. Cañellas

16

La Associació Son Quint-Parc Natural de Ponent, recientemente constituida, solicitará a la Conselleria de Medi Ambient la creación del Parc Natural de Ponent a fin de garantizar que Palma preserve el pulmón verde de la Serra de na Burguesa. Considera la entidad que este espacio, formado por unas 1.500 hectáreas de bosques, «tiene un gran valor medioambiental, paisajístico, cultural y etnológico». El presidente de la asociación, Joan Prats, resalta que «si la declaración se consiguiera para la totalidad de la Serra de na Burguesa, se alcanzarían las 6.000 hectáreas de parque». A título orientativo, indica, «el otro gran parque terrestre de Mallorca, el Parc de Llevant, cuenta con 1.671 hectáreas».

El concepto de Parc Natural de Ponent, explica, surge a partir del año 2017, cuando los vecinos de los barrios de la zona de Ponent de Palma inician su lucha por la recuperación del trazado histórico del Camí Vell de Puigpunyent, un antiguo camino real con más de 700 años de historia y que transcurre por el interior de la Serra de na Burguesa, concretamente por Son Quint. En relación a esta finca, de 200 hectáreas, Prats recuerda que en 2019 los vecinos consiguieron que el Consell de Mallorca aprobara una moción instando al Govern a su adquisición con los fondos del Impuesto Turístico. En este mismo sentido, declara que «también se interesará esta compra, ejercitando el derecho de adquisición preferente, de otras 250 hectáreas de la finca de es Bunyolí, en Establiments, que también está a la venta».

Con la compra de estas fincas y la protección que otorgaría la declaración de Parc Natural, Prats considera que «ya no quedarían demasiadas objeciones para que el Consell tramitara la incorporación de la Serra de na Burguesa, en su vertiente palmesana, en la Declaración de Patrimonio Cultural de la UNESCO, dado que en su proclamación original los espacios naturales de Palma fueron incomprensiblemente excluidos».

Indica que también a lo largo de estos dos últimos años el Consell ha ampliado los caminos de la Ruta de la Pedra en Sec incluyendo los trayectos entre Palma y Esporles (desde el Parc Bit) y entre Palma y Puigpunyent, a través del Camí Vell del mismo nombre, con inicio desde el cementerio de La Vileta y por el interior de Son Quint.

El Parc Natural de Ponent incluiría las zonas de Bunyolí Nou, Son Quint, Son Vida, Son Muntaner, Santa Eulàlia, Son Suredeta y parte de la gran finca de Bendinat. También los dos Son Puigdorfila, el Nou y el Vell y, por supuesto, Bellver. Se trata de «un espacio rico en patrimonio arquitectónico, contando con numerosas posesiones como Santa Eulàlia, que ya figura en el Llibre del Repartiment de Jaume I, y que se halla en terrenos colindantes con Son Suredeta, ambas fincas propiedad de Ministerio de Defensa; el ya mencionado Camí de Puigpunyent, catalogado del siglo XIII, y gran variedad de elementos etnológicos».