La mascarilla es obligatoria en Baleares desde julio. | Efe

30

La Policía Local de Palma ha sancionado desde que entró en vigor la obligatoriedad de llevar mascarilla en julio hasta este viernes a un total de 2.915 personas por no ir protegidos con mascarilla.

En una nota de prensa la Policía ha informado de que también ha sancionado a un total de 432 personas por consumir tabaco en espacios públicos y de que 65 personas han sido sancionadas por no guardar las distancias de seguridad.

Desde el 1 de enero hasta este viernes la Policía ha interpuesto 2.566 sanciones por realizar botellón o alterar la tranquilidad del entorno gravemente; 228 por consumo o tenencia ilícita de estupefacientes; 122 por llevar suelto al perro; 274 por arrojar residuos en vía pública, y 768 por tenencia de armas o efectos que puedan usarse como tales.