Asima ha llevado a cabo este domingo una jornada de limpieza de malas hierbas y recogida de residuos en el polígono de Can Valero, | Emilio Queirolo

18

La Asociación de Industriales de Mallorca, Asima, ha llevado a cabo una jornada de limpieza de malas hierbas y recogida de residuos en el polígono de Can Valero, con un coste de 3.500 euros, cuya factura remitirá al alcalde de Palma, José Hila, para su abono.

Con esta acción, Asima ha dado respuesta «a la demanda de los asociados» y al mismo tiempo reivindica ante el Ajuntament de Palma que no se olvide de los polígonos, ha explicado el presidente de la patronal, Francisco Martorell, ha informado la entidad en un comunicado.

«La acción de hoy nos cuesta 3.500 euros, factura que mañana le vamos a enviar al alcalde», ha recalcado sobre estos trabajos llevados a cabo ante la dejadez del Consistorio y que ha realizado una empresa de limpieza dotada de desbrozadoras, sopladoras y barredoras, y una brigada de doce personas.

Desde las 7:00 horas de la mañana de este domingo se ha dispuesto el operativo y durante toda la mañana se ha recogido un gran volumen de trastos abandonados por las calles del citado polígono.

Martorell ha recordado que esta reivindicación se realiza desde hace muchos años. «Pedimos al alcalde de Palma que cuide los polígonos que representa Asima,:Can Valero y Son Castelló, donde hay más de 1.500 empresas que pagan sus impuestos y transitan más de 20.000 trabajadores», ha reclamado.

«Pedimos que estos polígonos, que son un motor de la economía de Mallorca y de las Islas, que representan más del 20 % del PIB, sean tenidos en cuenta y se conserven en un estado de limpieza mínimo y fundamental”, ha reiterado. «Nos ha supuesto un gran esfuerzo, pero era necesario hacerlo», ha añadido.

Por su parte, el director de Asima, Alejandro Sáenz de San Pedro, ha justificado la organización de la jornada porque «el Ajuntament hace caso omiso de los deberes básicos que es la limpieza, la recogida de basura, de malas hierbas» y como «un toque de atención para que se vea que no es tan complicado hacer esto».

Sáenz de San Pedro ha asegurado que lo que reclaman son «necesidades básicas de cualquier barrio de Palma, y tanto Can Valero como Son Castelló pertenecen a Palma».