El Ajuntament iniciará en 2021 la renovación del Parc de la Mar con cargo a la ecotasa

| Palma |

Valorar:
Casi 40 años. El Parc de la Mar se construyó en el año 1984. En total tiene una superficie de 91.356 metros cuadrados que incluye los 25.320 metros cuadrados de lago. Arriba, una imagen virtual del proyecto de reforma integral de la zona.

Casi 40 años. El Parc de la Mar se construyó en el año 1984. En total tiene una superficie de 91.356 metros cuadrados que incluye los 25.320 metros cuadrados de lago. Arriba, una imagen virtual del proyecto de reforma integral de la zona.

Cabrer Rivera, Pedro Luis

Cort invertirá el próximo año 955.414 euros del Impulso al Turismo Sostenible (ecotasa) en la renovación del pavimento y las infraestructuras de parte del Parc de la Mar, en concreto en la zona más cercana al lago, la que se encuentra más deteriorada.

La edil de Infraestructures, Angélica Pastor, detalló este miércoles que «se trata de una primera fase de un plan de renovación integral de este parque que se inauguró hace 35 años y que mejorará la estética de un entorno con los principales reclamos turísticos de la ciudad, como son la Catedral y la Murada».

La previsión es que las obras puedan iniciarse durante el primer trimestre de 2021 y el plazo de ejecución serán 18 meses. En esta primera fase se intervendrá en el espacio del parque que empieza en la rampa de bajada situada en las gradas cercanas a Antoni Maura e incluye toda la explanada situada frente al local comercial y el aparcamiento y la rampa de subida al puente.

En concreto, se renovarán 6.000 metros cuadrados de pavimento del parque, 240 metros lineales de barandilla y se repararán 73 metros lineales de la acera que limita con el lago.
La renovación contempla la sustitución del actual marès por baldosa prefabricada «con una tonalidad neutra similar al arenisca, que armonizará cromáticamente con el conjunto histórico de la muralla, Catedral y Almudaina».

Estética y resistencia

El proyecto explica que el Parc de la Mar se construyó con materiales tradicionales como la piedra arenisca, «pero este elemento ha sufrido un importante desgaste y, debido a su complicada reparación, genera un peligro para los peatones», según recoge el proyecto. Por eso, el nuevo pavimento tendrá, además, una mayor resistencia.

Además, se construirá la barandilla de la escalera y de la rampa de nuevo, y la acera del lago se sustituirá por piezas de hormigón fabricadas in situ. Se renovarán fuentes, bancos, papeleras y toda la iluminación.

La reforma total del parque está presupuestada en 4,8 millones, pero para ejecutarse toda se deberá buscar financiación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.