Cierra el Forn d’es Recó tras 92 años de existencia

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen exterior del Forn d'es Racó.

Imagen exterior del Forn d'es Racó.

El Forn d’es Recó, el popular horno palmesano del barrio del Puig de Sant Pere, cierra hoy sus puertas tras más de 92 años de existencia.

Gestionado por las hermanas María Antonia y Cristina Reina, el horno se ha visto afectado por la caída de la demanda provocada por la crisis del coronavirus y la nueva política comercial de incremento de los alquileres de locales comerciales ubicados en el centro de Palma.

El Forn d’es Recó abrió en 1928 en el carrer de Can Sales 8, prolongación de Sant Feliu, por iniciativa de Mateu Oliver. Ocupa la parte inferior de un edificio plurifamiliar al que se accede tras bajar unos escalones. El obrador está situado en el mismo establecimiento. A pesar de que el local tiene dos fachadas y puertas en cada una de ellas, sus dimensiones son pequeñas.

Cuando el Forn abrió sus puertas, las antiguas calles señoriales de Can Sales, donde se encontraba el casal de los Cotoner, y la de Sant Feliu, con la de Can Pavesi o ‘ses Carasses’ como principal representación, ya habían perdido parte de su esplendor.

El Forn d’es Recó nació humilde, como su vecino próximo, el Forn de la Pau, situado en la calle de ese mismo nombre. Años después, en 1940, abrió una nueva referencia del barrio: el Bar Martín, a apenas unos metros del Forn d’es Racó, que sigue aglutinando a día de hoy a vecinos y turistas.

En el catálogo de los negocios emblemáticos de Palma figura que Mateu Oliver pasó el Forn d’es Racó a su hijo Antoni Oliver. El siguiente administrador que aparece documentado es Cristina Reina, que lo ha regentado con su hermana.

El Forn d’es Recó ha elaborado hasta el presente todo tipo de repostería típica de Mallorca: ‘pa’, ‘llonguets’, ‘vienes’, ‘ensaimades’, ‘crespells’, ‘rubiols’, ‘rosaris’, ‘panades’, ‘coorrois’, ‘estrelles’, ‘coca de trampó’,… así como pasteles, tartas, bombones y dulces de chocolate.
La gente del barrio y clientes de toda la vida echarán en falta la simpatía de Cristina, su buen hacer y las ganas de dar el mejor servicio. La crisis actual está provocando el cierre de decenas de empresas tradicionales que han servido a varias generaciones de palmesanos.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4

felixjaeger
Hace 5 días

@Jordi me quedo con el Forn de la Gloria, igual de emblemático, bueno y más asequible a mi bolsillo al menos.

También están notando la falta de cruceristas, pero con sus precios asequibles tienen a los trabajadores y residentes de la zona.

Valoración:1menosmas

faltandetalles
Hace 5 días

En la noticia han omitido el detalle de que la bajada de demanda se debe a que los principales clientes de este forn eran los cruceristas

Valoración:1menosmas

miguel
Hace 6 días

Tambien han disfrutado muchos años de los alquileres antiguos

Valoración:1menosmas

jordi
Hace 6 días

Félix Jaeger: pues mira los precios del forn de la soca panades a 4 o 5 euros etc etc una tomadura de pelo con la tontería ecológica.

Valoración:1menosmas

Jobomo
Hace 7 días

Una lastima, pero todo llega a su fin, en esta barriada a llegado un momento que solo quedan los recuerdos. yo naci alli y cada vez que vengo a Palma encuentro menos negocios y más recuerdos y la desaparición de ellos no tiene nada que ver con politica, corona, ni dada de todo esto, todo se debe a que nos volvemos mayores y la juventud de hoy en dia prefiere y coje otro camino. Era una barriada muy señorial con Casa Cotoner, Casa Moraques, Casa Fortuny, Montaner Massanet y muchas más, todas estas familiaa tambien de desapareciero, Los Negocios tambien fuerón desapareciendo, comos son: Casa Rigo, La Cinta de Oro, Calzados Palacio, Radio Mallorca, S'a Botiquetede Cane Rosa, Casa Jaumeta y muchas mas, en una palabra,Palma cambia como Cambió desaspareciendo, Granja Reus, Can Tomeu, Miami, SinBad, Cán Gomila y podria nombre muchisimos más. resumiendo, todo cambia porque nosotros también cambiamos." Los años no perdonan.

Valoración:3menosmas

@vecino
Hace 7 días

Estimado vecino, si has leido la noticia, y los comentarios, verias que las quejas no van en esa direccion. Está claro que las ventas han bajado. El problema es la subida desmesurada de los precios de los alquileres, que sumados a impuestos, luz ,agua, proveedores y otros gastos, hacen imposible que pequeños negocios continuen abiertos. Y lo de comparar el Forn del Recó con Mercadona....mejor dejalo, no te molestes.

Valoración:0menosmas

Fermina
Hace 7 días

Vuelvo a repetir mi comentario porque al parecer ayer no les gustó o hubo un fallo técnico. Otro cierre consecuencia de la codicia férrea y absurda, sin ninguna visión de futuro, de los propietarios, que ignoran cualquier coyuntura: COVID, bajada de PIB o cierres de comercios, motor importante de la economía Balear. Al sector inmobiliario sólo le interesa sacar rédito de unas propiedades que muchas veces ni tan siquiera son fruto de su trabajo. Están contribuyendo a cargarse el comercio tradicional, Lo que digo pan para hoy y hambre para mañana, codicia inmediata.

Valoración:5menosmas

Félix Jaeger
Hace 7 días

Sus precios no ayudaban a entrar a comprar la verdad.

Valoración:-1menosmas

vecino
Hace 7 días

muchos comentarios diciendo que qué pena y tal... no iríais tanto cuando han tenido que cerrar. Mira como los mercadona no cierran. pero nadie va ehh. todos compramos en pequeño comercio y local

Valoración:0menosmas

Joan
Hace 7 días

Són temps molt difícils i els que vendran més. L'especialització és una bona manera de supervivència, la foto me pareix molt sintomàtica, tres caixes de pa congelat davant la façana, les mateixes q a qualsevol franquícia, diuen poc a favor...llàstima q no hi hagui una continuitat amb un bon producte, el lloc és bò.

Valoración:7menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4