El arenal está sin sombrillas y tumbonas ante el inicio inminente de la temporada.

9

La discrepancia económica entre Mar de Mallorca, concesionaria de los servicios de la Platja de Palma, y el Ajuntament de Palma por cómo se deben compensar las pérdidas de ingresos por la crisis del coronavirus hace que, a estas alturas, no esté garantizado el servicio de hamacas y tumbonas en esta zona playera a partir de mañana 1 de julio, cuando se quiere arrancar la temporada.

Otras concesionarias se encuentran en una situación similar. Marport Sunbeach, que se ocupa de Ciutat Jardí y Can Pere Antoni; y Playa Tikaran, de Cala Estància, tampoco ofrecen los servicios a la espera de que lleguen más turistas. Sólo la empresa Beach i Oci que explota la playa de Cala Major está operativa.

El artículo 34,4 del Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente a la pandemia permite restablecPlater el equilibrio económico de los contratos públicos ampliando su duración hasta un máximo del 15 por ciento o modificando las cláusulas económicas.

Cort ultima con las concesionarias la compensación que se les dará y que, en principio, será una prórroga del contrato, probablemente de un año. Las empresas habían reclamado una reducción del canon que pagan anualmente, pero Cort no valora esta opción.

El concejal de Govern Interior, Alberto Jarabo, considera una compensación «razonable» alargar el contrato, pero admite que «se tiene que evaluar el volumen de las pérdidas que tendrán las empresas y hay tener en cuenta los beneficios que han tenido en años pasados antes de poder fijar la compensación». El edil entiende, por tanto, que es pronto para decidir la contrapartida, pero las empresas, por su parte, «quieren que les confirmemos cuanto antes cuál va a ser».

Así las cosas, ambas partes mantienen contactos estos días para que a partir de mañana, 1 de julio, «se puedan ir incorporando los servicios en la medida en que vaya aumentando la demanda», explica Jarabo. «Hemos permitido el retraso en el inicio de los servicios por la realidad sanitaria y económica, y no ponemos una fecha porque admitimos que la situación es dinámica; pero a medida que haya mayor demanda deberán aumentar los servicios y recuperar el personal que está en ERTE», indica el edil.

Jarabo recuerda que «es importante que el servicio se preste, pues hay un contrato que cumplir, y las empresas son las primeras interesadas en hacerlo. Ni ellas ni nosotros nos podemos permitir que haya una pérdida en la calidad del servicio de las playas».

Mar de Mallorca

La concesionaria Mar de Mallorca apela a que estos servicios se instalarán a medida que aumente la demanda. El contrato le obliga también a la vigilancia por parte de socorristas, pasarelas de madera para la accesibilidad, colocación de boyas y limpieza de la playa.
El consejero delegado de la concesionaria, José Manuel Sánchez, explica que a partir de mañana abrirán la mitad de los balnearios de la playa, en consonancia con la demanda. También confirma que espera una respuesta por parte del Consistorio sobre la compensación que se les va a dar.