La prueba, celebrada este viernes en el Palacio de Congresos, es la primera oposición organizada en Baleares tras la pandemia.

6

El Ayuntamiento de Palma ha celebrado la primera prueba de oposiciones tras la crisis sanitaria para la gestión del coronavirus. Se trata del último examen del proceso selectivo para cubrir 101 plazas de la Policía Local de Palma.

La prueba, celebrada este viernes en el Palacio de Congresos, es la primera oposición organizada en Baleares tras la pandemia.

Antes del inicio del examen, los aspirantes y organizadores han guardado un minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19. Posteriormente, han comenzado las pruebas que han tenido una hora de duración y se han desarrollado sin incidencias destacables a lo largo de la mañana.

Entre otras actuaciones destinadas a garantizar el distanciamiento social, se han habilitado dos accesos al Palacios. Estaba previsto que esta prueba se celebrara antes de la declaración del estado de alarma pero se tuvo que aplazar.

Con ella se pone punto final a un proceso que tiene como objetivo incrementar la plantilla de la Policía Local de Palma en 101 efectivos y continuar con el modelo de proximidad desarrollado por el área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Palma.

La primera teniente de alcalde y regidora de Seguridad Ciudadana, Juana María Adrover, ha explicado que el hecho de que se hayan podido realizar estas pruebas «tan pronto como las medidas sanitarias lo han permitido», se debe al trabajo «constante y decidida» del tribunal de las oposiciones y de su equipo, que han trabajado en «estrecha colaboración» con el área de Función Pública.

Por otra parte, Adrover ha recordado que el mes pasado se celebró la toma de posesión de 92 policías locales como funcionarios de carrera, tras superar su periodo de pruebas. De estos 92 puestos de trabajo, 47 corresponden al departamento de Policía comunitaria, 21 en la Unidad Nocturna (UNOC), cuatro en la Sala el 092 y seis en la Sala de atestados, entre otros departamentos.

Esto, junto al resto de procesos abiertos y las oposiciones de los 101 efectivos, que se han reactivado este viernes, persigue «el objetivo de seguir trabajando en el equilibrio entre unidades para lograr una policía compensada», ha dicho Adrover, parafraseando el jefe de Policía Local, José Luis Carque.

Adrover ha señalado también que, aunque «más lento» de lo que le gustaría, debido a la situación actual, se sigue avanzando en el «modelo de proximidad» y que ahora que «la ciudad se está reactivando» hay que seguir trabajando «más que nunca, si es posible».
La regidora ha agradecido también el buen trabajo realizado en la plantilla de la Policía Local durante la emergencia sanitaria y ha querido dar las gracias a Melià Hoteles, que ha cedido sus instalaciones de manera gratuita, así como Palacio de Congresos SA.

Por su parte, el jefe de la Policía Local ha deseado suerte a los aspirantes y ha dado las gracias a todas las personas que han hecho posible la celebración de las pruebas. Asimismo, ha adelatando que parte de los opositores se podrán incorporar en unos meses a su plantilla para que ya están formados y los demás tendrán que ir a formarse en la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP).

De los 160 aspirantes que quedan en este proceso selectivo, el 17,5% son mujeres, un total de 28 y el resto hombres. A principios de febrero, se realizó la primera prueba teórica a la que se presentaron 295 aspirantes.

En enero, dentro de este proceso de oposición, ya se llevaron a cabo las pruebas físicas. Esta convocatoria de plazas ha reservado por primera vez un 40% de las plazas para mujeres, dando así cumplimiento al Plan de Igualdad aprobado por el Ayuntamiento de Palma.