El cierre de la playa de Can Pere Antoni es habitual cada vez que llueve. | T. Ayuga

25

El Ajuntament de Palma ha anunciado el cierre al baño este lunes de las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí, tras los vertidos de aguas mixtas (pluviales y fecales) en el Baluard del Príncep y el torrent Gros por las lluvias de la pasada madrugada.

El cierre, señalizado con bandera roja, se mantendrá hasta que los análisis del agua indiquen que ambas playas son aptas para el baño, ha detallado el consistorio.

El Consistorio palmesano ha recordado que están en construcción el colector interceptor y el depósito de aguas residuales y pluviales que evitarán esos vertidos y cierres de playas cuando llueve de forma intensa.