Walter Figueroa, actual concesionario del bar de Flassaders. | T. Ayuga

8

El Ajuntament de Palma permitirá que el bar de Flassaders siga abierto hasta que esté lista la nueva adjudicación. La regidora de Justicia Social, Feminismo y LGTBI, Sonia Vivas, ha explicado este miércoles a este periódico que se está estudiando conceder una prórroga hasta que estén realizados los nuevos pliegos de condiciones, lo que permitirá que el actual concesionario Walter Figueroa pueda seguir trabajando durante estos meses.

Esta prórroga es, precisamente, lo que el actual responsable del negocio estaba solicitando.

«Este bar es un centro neurálgico de la ciudad y por eso estamos estudiando con los técnicos las opciones y parece que hemos encontrado la fórmula», ha afirmado Vivas.

Aunque la responsable municipal todavía no puede dar más detalles, ha declarado sentirse «muy satisfecha porque creo que dentro de la legalidad podemos lograr que no cierre el local».

La política de Podemos ha insistido en que este establecimiento «es un hito en la ciudad y que por encima de todo están las personas, por eso desde el principio la voluntad política ha sido velar por los puestos de trabajo».

En este sentido ha recordado que los nuevos pliegos de condiciones tendrán dos condiciones básicas, que serán la subrogación del actual personal así como la contratación de una mujer con diversidad funcional.

Noticias relacionadas

Las obras de reforma del local se realizarán una vez que haya una adjudicación nueva.