La Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma y las asociaciones vecinales de Son Armadans, Es Fortí, Sa Teulera, Amics de Santa Catalina, Es Born des Molinar y Ses Cases Noves des Coll han presentado la protesta. | Pere Bota

23

Asociaciones de vecinos indignados con los cambios en las líneas realizados por la EMT quieren colapsar el centro de Palma a partir del próximo lunes con cerca de 200 coches. La iniciativa 'Si te han quitado el bus ven en tu coche al centro' parte de la Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma y las asociaciones vecinales de Son Armadans, Es Fortí, Sa Teulera, Amics de Santa Catalina, Es Born des Molinar y Ses Cases Noves des Coll.

La protesta consistirá en dar vueltas, de lunes a viernes y entre las 10:00 y 10:30 de la mañana, al circuito formado por la Plaza de la Reina, el Paseo del Born, Jaime III, Paseo Mallorca, el puente de sa Riera y, de nuevo, Jaime III, Paseo Mallorca y Paseo del Born. «Los 100 coches los tenemos asegurados pero estamos convencidos de que llegaremos a los 200», ha declarado este jueves Tomeu Berga, secretario de la Asociación de Vecinos de Son Armadans.

Esta acción reivindicativa, que se prolongará todo el tiempo que haga falta «mientras el Ajuntament no rectifique», tiene por objetivo que la EMT restablezca los itinerarios de las líneas 2, 5, 3, 15, 35 y 29, cuyos cambios, según los promotores de la idea, «han perjudicado de forma muy importante a los vecinos de estas barriadas».

«Los cambios que ha realizado la EMT no tiene ningún sentido, nos han quitado líneas nos han acortado líneas han ampliado frecuencias y todo eso sin consultar a las asociaciones», ha explicado Berga.

Noticias relacionadas

Ha añadido que «como nos ponen tan difícil coger el autobús hemos decidido movilizarnos porque no vemos otra solución y no pararemos hasta que haya una respuesta. Iremos al centro con nuestros coches para que el Consistorio se dé cuenta de qué es lo que han provocado con estos cambios».

Estas entidades aseguran que los cambios han perjudicado tanto a estudiantes como a personas mayores y a trabajadores, «a los barrios periféricos nos han partido y parece que lo que quieren es que cojamos el coche y por eso es lo que vamos a hacer siguiendo sus instrucciones», ha apuntado Berga.

Estiman que con cien coches «esta protesta ya tendrá mucho sentido, pero estamos seguros de que llegaremos a los 200 o más, el objetivo es colapsar el centro», ha asegurado el líder vecinal.

Ha añadido que «queremos que sea una protesta tranquila, no vamos a hacer sonar el claxon ni nada, solo queremos demostrar qué es lo que provoca una situación como esta, que ha venido de la noche a la mañana sin ninguna explicación y enseguida se ha demostrado que es un fracaso».