Los vecinos están muy molestos con Alzina Living. | ARCHIVO

14

El Consejo de Gerencia de Urbanismo del Ajuntament de Palma ha denegado a la empresa de alquiler vacacional Alzina Living SL el permiso de instalación de un restaurante en una vivienda situada en la calle Alzina número 40.

La decisión se ha tomado en la reunión de la Gerencia de este miércoles. Según ha informado Cort, se ha denegado la licencia porque la empresa proponía utilizar la totalidad del edificio para esa actividad, y ello no está permitido por los usos actuales del planeamiento.

Desde Cort han indicado que todo el edificio no se puede destinar a una única actividad económica y han apuntado que la solicitud no respetaba el uso principal de vivienda, que debe ser como mínimo del 55 por ciento. El inmueble es una planta baja.

Según consta en la página web de la empresa, Alzina Living ofrece varias viviendas de alquiler vacacional en Son Espanyolet, todas ellas próximas entre sí en la zona donde pretendía ubicar el restaurante.

Por otro lado, Urbanismo también ha denegado este miércoles el permiso de instalación de una gasolinera en la calle Rector Vives del barrio de Génova.