Mercedes Celeste, portavoz del PP en el Ajuntament de Palma. | Redacción Local

2

La portavoz del Partido Popular en el Ajuntament de Palma, Mercedes Celeste, ha calificado de «caos absoluto» los cambios en el servicio de la EMT de Palma, que han empezado a implantarse este miércoles.

En declaraciones a los medios de comunicación, Celeste ha reprochado que «nos quieran hacer creer que se han aumentado las líneas y que se mejora el servicio» cuando lo que se ha hecho es «eliminar paradas y llevar buses de unos tramos a otros».

Para la 'popular' «es un juego de magia», en donde «se quita de un lado para ponerse en otro». «Soy usuaria de la EMT y conmigo no ha habido ningún problema, pero sí que lo han tenido personas muy mayores que decían: ¿Y ahora qué hago?», ha explicado.

Así, ha dicho que «si se quiere mejorar el tránsito» lo que hay que hacer «es esperar a que entren los nuevos chóferes, después poner en circulación los autobuses nuevos y crear nuevas líneas». «Crear nuevas líneas quitando otras, es desvestir un santo para vestir a otro y no es la manera», ha censurado.

Desde Cort, un equipo de 40 informadores, distribuidos en turnos de mañana (20) y tarde (20), están dando a conocer a partir desde este miércoles a los usuarios los cambios en la EMT, que permitirán, según han asegurado desde el consistorio palmesano, que muchas de las frecuencias sean inferiores a los 15 minutos.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en Palma, Eva Pomar, ha lamentado el «caos circulatorio» que se ha generado este miércoles en la ciudad tras el cambio de trazados.

Pomar ha lamentado una «falta de información que ha suscitado que mucha gente tenga que coger el coche para ir a trabajar».

En este sentido, desde la formación aseguran que han recibido «innumerables quejas de usuarios que no han podido llegar a su trabajo» y que han tenido que optar por el coche «al ver como se suprimían el paso de líneas en sus paradas habituales», ha denunciado Pomar.

Asimismo, la portavoz de Cs ha señalado que «las redes sociales arden de mensajes de indignación por una decisión que no ha sido explicada correctamente a la ciudadanía», a la vez que ha indicado que «en la web que han creado se ve el recorrido, pero no el lugar de las paradas».

Además, aseguran que la app de la EMT sigue indicando el recorrido de las líneas antiguas.

Por otra parte, Pomar ha criticado que el barrio de Es Fortí ha quedado sin conexión con el centro histórico al suprimirse, del trayecto de la línea 2, las paradas de Balanguera y Rafael Rodríguez Méndez.

Por último, Pomar ha argumentado que «la gente de avanzada edad no tiene por qué mirar Internet ni las redes sociales para saber que han cambiado el trayecto de la línea que coge habitualmente».