0

Los partidos de la oposición del Ajuntament de Palma han criticado que el Pacte haya avalado el 'pago en B' en una campaña contra el racismo.

La portavoz del PP en el Consistorio palmesano, Mercedes Celeste, ha manifestado que «toda actividad subvencionada con dinero público debe estar supervisada por la Administración y no se entiende que Hila no lo esté haciendo. Luego pasa lo que pasa y ahora el alcalde tiene encima de la mesa mil carteles impresos, pagados con el dinero de todos los ciudadanos de Palma, y no sabe qué hacer con ellos».

Celeste ha considerado que «el Pacte está actuando contra el sentido común y ya se lo reprochamos en el Pleno de presupuestos. En lugar de sacar a concurso público la realización de una campaña para dar forma a una propuesta del equipo de gobierno, lo que Hila está haciendo es repartir dinero público y esperar a ver qué se hace con él. Y eso es el mundo al revés. Lo que hay que hacer es impulsar políticas que faciliten la vida del ciudadano y resuelvan sus sus problemas».

La portavoz de Ciudadanos en Cort, Eva Pomar, ha criticado la «falta de supervisión por parte de la Regiduría de LGTBI». «Sorprende que la regidora, Sonia Vivas, no hubiese supervisado esta campaña cuando el pasado lunes, 18 de noviembre, el centro Flassaders acogió la presentación de esta campaña, organizada por el Grupo Esspiral con el apoyo de la Regidoria de Justícia Social, Feminisme i LGTBI del Ajuntament de Palma. ¿Cómo es posible que se realice una presentación de la campaña sin la supervisión de la regidora?».

El portavoz de Vox en el Ajuntament de Palma, Fulgencio Coll, ha lamentado que «una vez más, con dinero de los ciudadanos, se hagan campañas partidistas». A su modo de ver, «el Ajuntament de Palma ha dado un paso más y en su afán por limpiar el lenguaje parece haber dado su visto bueno a una práctica ilegal». «¿Alguien va a dimitir después de este error y este ridículo? ¿El alcalde hará lo mismo de siempre, mirar hacia otro lado?», se ha preguntado Coll.