La oposición condena que Armengol deje a Palma sin Capitalidad

| | Palma |

Valorar:

Los partidos de la oposición en el Ajuntament de Palma no han tardado en condenar la decisión del Govern de dejar a Ciutat sin dinero de libre disposición de la Ley de Capitalidad.

El portavoz en materia económica del PP en el Consistorio palmesano, Julio Martínez, ha exigido al alcalde José Hila que lleve ante los Tribunales a la presidenta del Govern, Francina Armengol, por dejar a Palma sin el dinero de libre disposición de la Ley de Capitalidad.

A su modo de ver, «la falta de liderazgo de Hila fuerza a subir tarifas y al endeudamiento de la EMT y de EMAYA al renunciar a la Capitalidad», ha denunciado. «Nuestras peores predicciones, que expusimos en el pasado pleno de han hecho realidad, y esperamos que esta vez PSOE, Podemos, Mes y Ciudadanos nos apoyen en la propuesta de llevar a Armengol ante los Tribunales», ha manifestado Martínez.

La portavoz de Ciudadanos en el Ajuntament de Palma, Eva Pomar, ha manifestado que le parece «increíble que el Govern balear no aporte un sólo euro de libre disposición a Palma, incumpliendo nuevamente la Ley de Capitalidad. Los últimos años no llegaban a pagar el 30 %, este año no pagarán nada».

«Francina Armengol y su gobierno están tomando el pelo a los ciudadanos de Palma. Tratándonos como ciudadanos de segunda y mostrando nula sensibilidad hacia los problemas de los palmesanos», ha recriminado.

A su juicio, «en frente debería de tener un gobierno del Ayuntamiento que fuese contundente defendiendo los intereses de los palmesanos, pero nos gobiernan unos palmeros que prefieren reír las gracias a sus jefes del Parlament que luchar por las inversiones que Palma merece».

En este sentido, asegura que «Hila lleva años arrodillándose ante Armengol. Si quiere mostrarse como un alcalde digno, deberá enfrentarse a todos aquellos que pongan en riesgo el bienestar de la ciudad. Sino, puede irse a casa y dejar que venga alguien que lo haga».

El portavoz de Vox en Cort, Fulgencio Coll, considera que «es una verdadera monstruosidad, una mentira más. Ese un castigo para los ciudadanos de Palma y una doble imposición. Suben impuestos a los ciudadanos y luego incumplen la ley».

En su opinión, «lo que van a conseguir es llevar a la bancarrota a Cort en al menos 30 millones de euros que debían destinarse a cubrir las necesidades de Palma y se van, como siempre, a los 'chiringuitos'».

Coll sostiene que «en lugar de recortar en gastos absurdos como IB3 o el IBdona prefieren castigar a los palmesanos, todo para mantener sus redes clientelares. Lo pueden llamar como quieran, pero eso es una forma de corrupción. Todos los indicadores nos dicen que se avecina una crisis económica y ellos siguen con más impuestos y castigando a los ciudadanos de Palma».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.