Imagen de archivo de una corrida de toros en el Coliseo Balear. | M. À. Cañellas

14

El Ajuntament de Palma inspeccionará al detalle que la plaza de toros y el promotor cumplen todos los requisitos para poder celebrar la corrida prevista para el próximo 9 de agosto.

La regidora de Modelo de Ciudad, Habitatge Digne i Sostenibilitat, Neus Truyol, precisó que aún no han iniciado las inspecciones porque el promotor de la plaza de toros todavía no ha presentado la declaración responsable o al menos ella no tenía constancia de que así hubiera sido este martes por la mañana.

Aunque el Consistorio no tiene que autorizar de forma expresa la celebración de corridas de toros, Truyol señaló que sí es necesario que presente una declaración de responsabilidad, comprometiéndose a cumplir la normativa vigente. En este sentido, la regidora precisó que Cort y también el Govern realizarán todas las inspecciones necesarias con el objetivo de que así sea.

Así, algunas de las inspecciones que se realizarán consistirán en comprobar que hay accesibilidad para discapacitados, que no se dopa a los animales, que no acceden menores o que no se vende alcohol. También es obligatorio informar fuera de la plaza de que el espectáculo puede herir la sensibilidad de los espectadores. Respecto a la estructura de la plaza de toros, el gerente d’Urbanisme, Joan Riera, explicó que hace dos años fueron subsanadas todas las deficiencias que habían sido detectadas.

Noticias relacionadas

Truyol recordó que la pasada legislatura Palma fue declarada Ciudad Antitaurina, pero después de que el Tribunal Constitucional tumbara a finales de 2018 la ley de toros a la balear, se pueden volver a celebrar corridas de toros. La regidora expresó su malestar e instó a las instituciones competentes a prohibir los espectáculos taurinos. «Cultura no es tortura», espetó.

Por su parte, Actúa ha exigido a Cort que «haga cumplir» la ley de toros a la balear e impida la celebración de la corrida, ya que «Mallorca se tiñe de sangre y vuelve a la época rancia del blanco y negro». El portavoz de Actúa en Palma, Guillermo Amengual, lamentó que, «de nuevo, la sed de sangre de los aficionados taurinos prime sobre la protección de los animales: los taurinos no van a ver arte, ni estilismo, van a ver sangre, tortura y muerte; son unos sádicos».