El alcalde Hila y los ediles Perpinyà y Pastor visitaron este viernes los trabajos en La Vileta.

41

Emaya y el área de Infraestructures han iniciado de forma coordinada un plan de choque para erradicar las malas hierbas de las aceras de los barrios de Palma de forma duradera. Las actuaciones se han puesto en marcha esta semana y se ha comenzado por aquellos barrios en los que se había detectado un mayor número de incidencias o quejas.

El alcalde de Palma, José Hila; el concejal de Medi Ambient i Benestar Animal y presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, y la regidora de Infraestructures i Accesibilitat, Angélica Pastor, visitaron este viernes La Vileta, una de las zonas por las que se ha comenzado a trabajar.

El alcalde explicó que el plan «es fruto de las peticiones ciudadanas». La actuación, expuso, «nace de la coordinación entre áreas con el objetivo de dar un mejor servicio y solucionar el problema de manera permanente».

El plan contempla que las tareas se hagan barrio a barrio y no de forma aislada para «optimizar los recursos», según Hila. De este modo, Emaya se encargará de quitar las hierbas que han invadido las aceras y a continuación Infraestructures sellará las juntas del pavimento para que no puedan volver a salir las malas hierbas. Además, Infraestructures también limpiará los alcorques de los árboles y, si están rotos, los reparará. Por último, Emaya se encargará del mantenimiento posterior de las aceras. 

90 kilómetros de acera

El plan ha comenzado por los barrios de Son Serra y La Vileta. Después, se seguirá por Son Flor, el Rafal Vell, el Rafal Nou y El Vivero. La previsión es poder actuar durante los próximos meses en estos seis barrios para, después, seguir por el resto. En total, se actuará en casi 90.000 metros lineales de aceras.