Los restauradores de s’Escorxador se quejan de la ordenanza de terrazas

| | Palma |

Valorar:
preload
En la imagen, la terraza de La Casita del Reloj, llena, el lunes pasadas las diez de la noche.

En la imagen, la terraza de La Casita del Reloj, llena, el lunes pasadas las diez de la noche.

01-07-2019M. À. Cañellas

Once y media de la noche. Los restauradores de s’Escorxador, que ven que sus terrazas comienzan a llenarse ahora que ha bajado la temperatura, tienen que ir desalojando a los clientes y avisar a los que intentan sentarse de que en media hora tendrán que buscarse otro lugar para seguir consumiendo, con la pérdida de dinero y clientes que esto implica. Esta es la realidad que viven cada noche los propietarios de los bares de la zona desde que deben seguir la ordenanza municipal de terrazas.

Víctor Muñoz es el dueño del Café a Tres Bandas, local que abrió hace poco más de un año. Explica que «este año tengo a tres personas menos en plantilla que el año pasado porque trabajamos dos horas menos». Roberto Guijarro, propietario de La Casita del Reloj, explica que «cada noche tenemos a la Policía Local a las doce y media de la noche para ver si cumplimos».

CineCiutat también se ve afectado por el cierre de terrazas, según explica su programador y representante, Miguel Rigo. «Nosotros no tenemos terraza, pero hay un tipo de público que viene a tomar algo, al cine y después a cenar. Muchas veces se encuentran con que está todo cerrado al salir».

Los tres afectados aseguran que con esta norma se está desviando clientela hacia otros sitios que sí permiten terrazas hasta más tarde, como Passeig Marítim, Portopí o Fan Mallorca.

«S’Escorxador es la última terraza de Palma sin coches, donde los padres pueden estar tranquilos con el carrito del bebé, o con niños más mayores que jueguen. Además, es un espacio de ocio y cultura dirigido en gran parte a los residentes, gracias a las terrazas, el cine, la biblioteca... Si queremos fomentar este tipo de actividades, hay que ofrecer flexibilidad», explica Muñoz. «No hacemos ruido más allá que el de la conversación tranquila de la gente de la terraza», asegura Guijarro. «El año pasado cerrábamos a la una y media, y lo vemos una hora razonable», comenta.

Los afectados piden soluciones rápidas al malentendido o al menos una moratoria para trabajar adecuadamente en verano y ofrecer un servicio adecuado a los clientes de s’Escorxador.

Normativa

La normativa especifica que las terrazas deben cerrar a las 00.00 horas, y los viernes, sábados y vísperas de festivo media hora más tarde. Sin embargo, s’Escorxador es un espacio municipal gestionado por una empresa privada por lo que, a priori, no debería regirse por esta norma.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

jose
Hace 11 meses

patricia este sitio lleba mucho tiempo abierto es verdad pero tambien es verdad que lo que lleba de abierto es sin licencia y protestan por las terrazas particularmente quiero descanzar y no escuchar mas borrachos me dejas gracias

Valoración:1menosmas

@Patricia
Hace 11 meses

Sabe qué pasa? Que la paciencia de la gente tiene un límite y muchos están hasta las narices de que les cuenten el rollo de que si esto o lo otro hay que aguantarlo porque genera riqueza, mientras no pueden pegar ojo con el ruido de las riquezas de algunos y tienen que levantarse bien temprano para ir a su curro mal pagado.

Valoración:0menosmas

Patricia
Hace 11 meses

Cuantos años lleva este espacio funcionando? como puede ser que antes nadie se quejaba y ahora todo el mundo se queja? algo no cuadra!! a dormir junto con las gallinas , cenar a las 5 y a dormir a las 8, asi dejamos de ser Mallorca y pasamos a ser Alemania..no me extraña que nos están comiendo el turismo otros países.

Valoración:-5menosmas

sisto
Hace 11 meses

apuesto que los que estan a favor de los bares y terrazas no viven alli.

Valoración:5menosmas

Gabriel
Hace 11 meses

No se puede generalizar a todas las terrazas. Esa ordenanza me parece una vergüenza. En Baleares nos guste o no vivimos del Turismo y la Hostelería, y las terrazas de verano son un gran valor añadido. Pero nuestros cutre políticos mallorquines del Pacto sólo saben gobernar a golpes de prohibición, y no!! Señores!! Debemos EDUCAR, educar a la gente en el respeto, en las buenas maneras, sólo así conseguiremos una sociedad justa y respetuosa

Valoración:-10menosmas

Cuqui
Hace 11 meses

No se puede contentar a todo el mundo (restauradores y vecinos), eso está claro. Pero prima el descanso de la ciudadanía. Cómo han dicho más abajo "una simple conversación a la una de la madrugada es una bomba", imaginaos el de varias terrazas. Igual deberíamos plantearnos tener los mismo horarios que los europeos en cuanto a trabajo y así en vez de cenar a las 2230 y tomar luego cañas pues cenariamos más pronto y las cañas las tomaríamos a las 22... Aunque a mí no me gustaría. Pero es una forma de poder hacerlo todo antes de las 00horas.

Valoración:16menosmas

toni
Hace 11 meses

Estos van a saco a cargarse la economia de las islas. Al tiempo...

Valoración:-5menosmas

Serena Uiliams
Hace 11 meses

@Mallorquin012, los vecinos, igual que usted, tienen derecho al descanso y no tienen porqué elegir si quieren ruidos o yonkies. No diga usted barbaridades.

Valoración:12menosmas

paco
Hace 11 meses

pues nada,habra que hacer botellon a partir de esa hora en las puertas de los edificios y meando en las aceras,maremeva,

Valoración:-14menosmas

terraza
Hace 11 meses

«No hacemos ruido más allá que el de la conversación tranquila de la gente de la terraza». La conversación tranquila a la una de la madrugada suena como una bomba. El ruido de una terraza es insoportable para los pisos cercanos a ella.

Valoración:20menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2