Imagen de archivo de taxis en el aeropuerto de Palma. | Ultima Hora

Los taxista de Palma reconocen estar preocupados por la tardanza en la aprobación de las nuevas tarifas que actualizan, de media, un 2,43 % los precios existentes y por primera vez se vincula la tarifa del taxi desde el aeropuerto a la ciudad con la tenencia de la tarjeta ciudadana o intermodal.

Las nuevas tarifas fueron anunciadas por el anterior concejal de Mobilitat en febrero pero cinco meses después siguen sin estar aprobadas por la comisión de precios del Govern «y ya no sabemos si hay algún problema», reconoce Jaume Vila, vocal de la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi de Mallorca. «No sabemos nada y la temporada está empezada, por lo que si no se van a aprobar pedimos que se nos expongan los motivos», añade el portavoz.

Es cierto que el cambio de Govern no favorece que estos procesos se agilicen, pero desde la asociación se pedirán explicaciones en la próxima reunión que mantendrán con el nuevo concejal del área, Xisco Dalmau. El propio edil no pudo este martes precisar cuándo podrán entrar en vigor las nuevas tarifas del sector del taxi, aunque confió en que pueda ser antes de que acabe la temporada, «al menos nosotros vamos a centrar nuestros esfuerzos en que así sea».

Dalmau entendió que hay que dar margen a que tanto en el Govern como en Cort se realicen todos los nuevos nombramientos.

No obstante, no todos los taxistas están conformes con las nuevas tarifas ya que la Agrupación de Auto-Taxi y Auto-Turismo, que preside Antoni Bauzá, se posiciona claramente en contra.

Rechaza que los taxistas deban asumir el descuento que se hará en el trayecto del aeropuerto a la ciudad, que tendrá una tarifa mínima de 16 euros, a quienes presenten la tarjeta ciudadana o la intermodal. En este caso, si la carrera vale menos de esos 16 euros se cobrará lo que marque el taxímetro entre los 13 (lo mínimo) y los 16 euros.