El colegio público de La Soledat es uno de los que se quedó sin combustible para la calefacción. | Gabriel Alomar

14

El Ajuntament de Palma volverá a pagar el gasoil para la calefacción de los centros escolares públicos de Educación Infantil y Primera la próxima semana, ya que la Junta de Gobierno tiene previsto adjudicar el contrato de compra de combustible el próximo miércoles. La regidora de Educació, Susanna Moll, explicó que sólo se ha presentado una empresa al concurso, Balear Oil SL, y avanzó que, en principio cumple los requisitos de adjudicación.

La Conselleria d’Educació está pagando ahora el combustible de los centros escolares de Palma, ya que el Consistorio no puede comprarlo porque la prórroga del contrato de suministro finalizó en febrero de 2018. El regidor de Infraestructures, Rodrigo Romero, recordó que Intervenció no autorizó la prórroga del contrato porque no lo consideraba un servicio esencial. En su opinión, sí debería serlo.

Romero añadió que la falta de personal ha retrasado la aprobación y posterior adjudicación del nuevo contrato de suministro de gasóleo para los colegios públicos de Infantil y Primaria de Ciutat, pese a que reiteró que desde su área se ha hecho todo lo posible para acelerar este proceso.

Si no se producen contratiempos, el concurso para la compra de combustible se adjudicará el próximo miércoles en Junta de Gobierno por 480.991 euros sin IVA, ya que la única empresa que se ha presentado ha ofrecido una rebaja del 3 % respecto al precio de salida. La duración del contrato es de 48 meses.

Romero también destacó que poco a poco se van sustituyendo las calderas de gasoil por las de gas; ya hay 21 centros que utilizan gas y la previsión es que lo hagan todos en seis años. El gas es mucho más económico y en cada colegio se podría ahorrar un 60 %; también es menos contaminante. El coste del cambio de la caldera lo asume el Govern. «La coordinación con el IBISEC nos permite desplegar sistemas más eficientes, limpios y económicos como el uso de calderas de gas que ya se han instalado en varios colegios con la intención de renovar todos los equipos los próximos seis años», señaló Romero.