Imagen de la zona de 'Corea'. | Redacción Local

15

El concejal de Infraestructures del Ayuntamiento de Palma, Rodrigo Romero, ha informado este martes que su área destinará 760.000 euros a un proyecto de reforma urbana de las viviendas del campo de mas conocidas como 'Corea'.

La intervención afectará a los 6.200 metros cuadrados que ocupan los espacios públicos de la zona. En concreto, se actuará en las calles Felipe II, Cotlliure, Infant Pagà, Alfons el Sabio y el solar del bloque XIII, que se convertirá en una zona verde que en su día se prolongará por el espacio que actualmente ocupa el bloque VIII.

Las obras, ha indicado, se espera que puedan comenzar en el mes de febrero y durarán 5 meses aproximadamente. La responsable del grupo técnico que realiza la asistencia de este proyecto, Victoria Fiol, explicó que el objetivo es integrar esta zona degradada, que calificó de ghetto, con el resto de la barriada. El proyecto se enmarca en una actuación más grande que afecta a toda la barriada del Camp Redó y que se ejecutará más adelante.

Para integrar esta zona de las viviendas de 'Corea' se emplearán estrategias como difuminar la vialidad tan dura que tiene este barrio, lo cual quiere decir que la plataforma de las calles de convertirá en plataforma única de forma que el peatón gane más protagonismo. No se suprimirá el aparcamiento del todo pero si se reducirá en un 18%.

También se pretende que las viviendas se apropien más del espacio público y para ello frente a cada portal se colocará un pavimento especial, de hormigón pintado, que se convertirá en un símbolo de identidad del barrio.

Será «un espacio de transición entre el bloque y la calle», dijo la técnica. Otro aspecto singular será un elemento pintado en tierra que invadirá la calzada, de forma que perceptivamente el ciudadano tendrá la sensación de que el espacio que utilizar es más grande. En este espacio se podrán plantar árboles y se aprovechará para poner un mobiliario de hormigón muy sencillo que puede servir de mesa o de silla y, además, los vecinos podrán sacar a estos espacios sus sillas como de hecho ya hacen.

Otro elemento importante será los cruces de forma que, utilizando de nuevo un recurso sencillo como es la pintura en tierra, el viandante pueda circular flexiblemente, incluso por los pasajes privados, entre bloques aunque por supuesto respetando la seguridad vial.

Además se instalará una iluminación central que pueda contribuir a incrementar la sensación de estar como en la sala de casa, con la alfombra que simulará el hormigón pintado y el espacio con sillas y mesas.

Otra parte importante del proyecto será la relación con la ciudad y la necesidad de integrar esta zona con el resto del barrio. Para ello las calles exteriores se trataran igual que las interiores.