Una mujer en la entrada de una oficina del SEPE. | Efe

El paro subió en el tercer trimestre en 60.800 personas, hasta situarse en 2.980.200, mientras que la ocupación avanzó en 77.700 personas hasta los 20.545.700 en un verano con tirón del empleo en los servicios, mientras que cayó en agricultura y construcción.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves, la tasa de paro se sitúa así en el 12,67 %, lo que supone 18 centésimas más que en el trimestre anterior. En cuanto a la ocupación, aumentó en el trimestre en los servicios, 114.300 personas más, y en la industria, con 33.100 más; mientras que cayó en la agricultura, con 60.300 menos; y en la construcción, con 9.400 menos, afectados por la ola de calor.

Además la tasa de temporalidad marcó un mínimo en el 20,2 % en el tercer trimestre gracias al repunte de asalariados con contrato indefinido, que registró su máximo suponiendo el 79,8 % del total, dos puntos más que el trimestre anterior y casi seis puntos por encima de un año antes. Según los datos publicados este jueves de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE, frente al trimestre anterior la tasa de indefinidos ha escalado del 77,7 % a ese 79,8 %, mientras que la de temporalidad ha caído en la misma medida acentuando una tendencia iniciada tras la entrada en vigor de la reforma laboral. Hace un año, la tasa de temporalidad era del 26 % y la de indefinidos, del 74 %. En cifras absolutas, este tercer trimestre tuvo 13,89 millones de asalariados con contrato indefinido y 3,5 millones con temporal. Hace un año, eran 12,5 millones de indefinidos y 4,4 de temporales.

En el sector privado, la tasa de indefinidos alcanza el 82,5 % mientras que la temporalidad es del 17,5 %, 2,3 puntos menos que el trimestre anterior y siete puntos menos que hace un año. En el público, el porcentaje de indefinidos sobre el total es del 69,3 % y el de temporales, del 30,7 %, dos puntos por debajo que el trimestre anterior pero apenas un punto menos que hace un año.

El Gobierno ha destacado que la reforma laboral y el cambio estructural que está generando en el mercado "siguen poniéndose de manifiesto en la continua reducción del empleo temporal, que se sitúa en mínimos históricos". También destacan que la mayoría del empleo creado ha sido a tiempo completo, con un incremento de 589.800 personas en el último año y la reducción en 75.100 de los ocupados a tiempo parcial, rebajando la tasa de parcialidad hasta el 12,76 %