La diputada de ERC, Norma Pujolconversa con el portavoz de su partido, Gabriel Rufián (d-abajo) durante la sesión extraordinaria en el Congreso de los Diputados, que debate la convalidación del real decreto-ley sobre las medidas de ahorro energético entre otras cuestiones. | MARISCAL

El Congreso de los Diputados ha convalidado este jueves en sesión extraordinaria el plan de ahorro energético presentado por el Gobierno, que ha contado con el apoyo mayoritario de sus socios de investidura tras las negociaciones llevadas a cabo en las últimas horas. En la votación celebrada esta tarde, la norma ha salido adelante con un amplio respaldo --187 votos a favor, 161 en contra y una abstención- a pesar de la oposición de PP, Vox y Cs. El real decreto ley, que se tramitará como proyecto de ley para que los grupos políticos puedan introducir mejoras en el texto definitivo, incluye también ayudas para el transporte ferroviario, entre las que se encuentran la gratuidad de determinados abonos de Renfe, así como becas y ayudas al estudio.

Durante el debate, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha pedido «consenso» a los diferentes grupos políticos y acabar con actitudes «obstruccionistas y desleales», en referencia a la postura del PP. Sobre el principal partido de la oposición, Sánchez ha lamentado el «conservadurismo retrógrado y negacionista» que contrasta con la derecha europea «moderna», que allí donde gobierna ha aprobado medidas semejantes a las contenidas en el plan del Ejecutivo. La ministra ha recordado que las limitaciones de la refrigeración a 27 grados y el apagado de los escaparates, entre otras, han permitido reducir en un 9,5 % el consumo energético de la última semana sobre la anterior, y un 8,5 % sobre el mismo periodo del año pasado.

El plan de ahorro ha salido adelante gracias al apoyo de los socios de investidura, especialmente ERC, que ha votado a favor tras firmar un compromiso con el Gobierno para que no se «dilate» la tramitación parlamentaria de la norma como proyecto de ley. Sin embargo, el partido catalán ha lamentado que las medidas se hayan tomado «sin consenso y precisión», y echan en falta mayor «ambición y responsabilidad» por parte del Ejecutivo.

A los votos favorables de ERC se han sumado, entre otros, el PNV, EH Bildu, PdeCat, Más País, Compromís o el PRC, socios habituales del Gobierno durante la presente legislatura.

Por el contrario, la norma ha contado con la oposición del PP, que ha criticado al Gobierno por imponer sus criterios de manera «unilateral» a través de «parches», y de Vox, que tiene previsto recurrir el decreto ante el Tribunal Constitucional. La portavoz en el Congreso del PP, Cuca Gamarra, ha vaticinado que las medidas del Gobierno tendrán consecuencias a medio y largo plazo en la sociedad española, y lamenta no haber recibido «ni una sola llamada» para negociar medidas «serias» de ahorro energético.

Gamarra ha explicado que el PP ha planteado alternativas «desde el minuto uno», y afea al Gobierno no haber buscado un equilibrio entre el ahorro energético y el mantenimiento de la actividad económico y la creación de empleo en el contexto actual. En la misma línea se ha pronunciado el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha acusado al Ejecutivo de presentar un real decreto-ley «tramposo» con medidas «improvisadas» que no han sido negociadas y no solucionan los problemas.