Durante la noche no ha habido nuevos desalojos ni afecciones a viviendas. | Efe

El incendio de Vall d'Ebo (Alacant) ha quemado ya 11.500 hectáreas, según la estimación de superficie afectada llevada a cabo a las dos de esta madrugada, mientras que durante la noche no ha habido nuevos desalojos ni afecciones a viviendas. Según informa el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, el incendio, que comenzó el sábado, continúa activo en todos los frentes, aunque debido al aumento de la humedad avanza de forma mas lenta y se espera una evolución más favorable a lo largo de la mañana de este miércoles.

En las labores de extinción de este incendio trabajan actualmente 30 dotaciones de los bomberos de la Diputación de Alicante, 13 unidades de los bomberos forestales y 4 Brigadas de Refuerzo de los Bomberos de Valencia, y al amanecer se han incorporado los medios aéreos (10 de la Generalitat, 5 del Ministerio de Transición Ecológica y otros de Murcia, Castilla La Mancha y la UME). El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asistido a la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI), para analizar los incendios forestales que afectan a la Comunitat Valenciana: el Vall d'Ebo y el de Bejís (Castelló).

Noticias relacionadas

Este último fuego iniciado en Bejís (Castelló) ha llegado este miércoles hasta la provincia de València, donde afecta a la localidad de Alcublas, mientras que, según los cálculos provisionales, ha quemado ya entre 3.800 y 4.000 hectáreas. El mandatario valenciano ha explicado que unos 50 medios aéreos trabajan en la extinción de ambos incendios, de los que ha destacado la «disrupción tremenda» de los vientos, y ha indicado que es prematuro aventurar cómo van a evolucionar, ya que hay una meteorología «muy negativa» debido al viento que cambia de manera «muy dinámica».

Como consecuencia de esta dinámica un bombero ha resultado herido esta madrugada durante las labores de extinción del fuego, que continúa activo y tiene dos ubicaciones más virulentas, en la zona del Ragudo y en la de Sacañet y Canales. Según informa el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, poco después de las dos de la madrugada de este miércoles el Puesto de Mando Avanzado (PMU) ha propuesto la evacuación preventiva del municipio de Sacañet debido a un cambio en la dirección del viento.

De esta forma, 80 personas se han desplazado a la localidad de Alcublas, donde Cruz Roja ha instalado un albergue provisional en el polideportivo, si bien la mayoría son personas que estaban en sus segundas residencias y han regresado a sus casas, por lo que pocas necesitan albergue. Por lo que respecta al bombero herido, se trata de un agente de protección de la naturaleza del equipo de bomberos de Aragón desplazado al lugar del incendio, quien ha sido trasladado a un centro hospitalario. A primera hora se han incorporado nueve medios aéreos de la Generalitat Valenciana a los trabajos de extinción de este incendio que comenzó el lunes, y se han solicitado más medios al Ministerio de Transición Ecológica y a otras comunidades autónomas.