La mujer a su llegada este miércoles a los juzgados de Sevilla. | Efe

0

La sevillana María Salmerón tendrá que ingresar en prisión antes de 15 días para cumplir una pena de 9 meses de reclusión por no permitir a su marido -condenado por violencia machista- las visitas a su hija, lo que le ha sido comunicado hoy oficialmente en sede judicial. En declaraciones a los periodistas antes de comparecer ante el juez, Salmerón se mostraba confiada en eludir la cárcel, ya que abonó la cantidad de 3.000 euros en concepto de responsabilidad civil, obtenidos mediante aportación de varias personas en una campaña solidaria.

Sin embargo, «de eso no nos han dicho nada», ha explicado a los periodistas al salir de los juzgados, además de indicar que se le ha comunicado oficialmente que el Consejo de Ministros rechazó el pasado 26 de abril el indulto «por ser reincidente y la negativa del tribunal sentenciador». «Lo único que nos han dicho es que nos han dado 15 días para el ingreso voluntario, lo que todo el mundo pensábamos, que nos iba a dar la fecha», ha dicho, sin poder expresarse a la hora de valorar cómo se siente ante la perspectiva de entrar en la cárcel. Su abogado, José Estanislao Ortega, ha concretado que se barajan varias opciones para intentar eludir la entrada en prisión, entre otras «pedir nuevamente un indulto acreditando que se ha hecho el pago» de la responsabilidad civil, con un escrito solicitando la ejecución de la pena hasta que se resuelva el indulto.

«Estamos haciendo lo que podemos, todos, sería de justicia que no entrase en prisión», ha dicho Salmerón, mientras su letrado ha comentado que va a intentar «algo que creo que es la primera vez que se hace en España», consistente en «impugnar ante el Tribunal Supremo la no concesión del indulto, porque la tramitación ha tenido alguna cuestión que no nos parece muy convincente». Ha dicho que no es habitual «lo que no quiere decir que no se conozca algún caso» que el Supremo se pronunció a favor de su cliente, aunque considera que en el caso de María Salmerón se dan una serie de circunstancias a tener en cuenta, como que responde «a unas conductas de hace 9 o 10 años, y en 5 años no ha habido ninguna denuncia, no hay procedimientos, solo condenas por cuestiones antiguas».

«Es una persona con una vida social integrada, con su trabajo, perfectamente socializada, y si el problema era pagar el indulto, ya está pagado», ha concluido. Salmerón, que ya había sido indultada en varias ocasiones, solicitó de nuevo la gracia tras haber sido condenada en 2020 por un juzgado de Sevilla a 9 meses de cárcel por un delito continuado de desobediencia grave a la autoridad con la agravante de reincidencia, y que decidió que siguiera en libertad hasta esta resolución.

El juzgado le requirió su presencia después de que el Gobierno se pronunciase negativamente sobre su petición de indulto. Ahora, en el caso de no prosperar el recurso, tendrá que ingresar en prisión en un plazo máximo de 15 días a contar desde mañana jueves, en una cárcel designada por ella misma, con la probabilidad de que elija la prisión de mujeres de Alcalá de Guadaíra, la más cercana a su casa en la localidad sevillana de Dos Hermanas.