El sociólogo Pedro Arriola, uno de los principales asesores de los expresidentes de José María Aznar y Mariano Rajoy, y esposo de la exministra de Sanidad Celia Villalobos, ha fallecido a la edad de 74 años. | Youtube: Europa Press

2

El sociólogo y analista político Pedro Arriola, marido de la exministra y exdiputada Celia Villalobos, que fue asesor del PP estrechamente vinculado al expresidente del Gobierno José María Aznar, ha fallecido en Madrid, según han confirmado a Efe fuentes del partido. Nacido en 1948, Arriola era licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Málaga y en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid. Su trayectoria profesional estuvo muy vinculada a José María Aznar desde su etapa como presidente de la Junta de Castilla y León.

Siempre se le atribuyó un papel decisivo para lograr que Aznar llegara a la Presidencia del Gobierno gracias a su labor como asesor electoral del Partido Popular, que mantuvo con Mariano Rajoy, tanto como jefe de la oposición como después en su etapa en la Moncloa. Entre 2004 y 2008 formó parte del Comité de Dirección del PP, y el extesorero del partido Luis Bárcenas le atribuyó un centenar de los pagos que reseñó en la supuesta contabilidad en B de la formación. Pedro Arriola estaba casado con la exministra de Sanidad, exdiputada del PP y exvicepresidenta primera del Congreso Celia Villalobos, con quien tenía tres hijos.

Tras conocer la noticia, Aznar ha definido a Arriola como «gran profesional, colaborador y amigo durante muchos años». «Siento mucho el fallecimiento de Pedro Arriola, gran profesional, colaborador y amigo durante muchos años», ha declarado. En concreto, Aznar empezó a trabajar con Arriola como asesor personal en 1989 y lo siguió haciendo cuando llegó al Palacio de la Moncloa en 1996, tras desbancar al socialista Felipe González. Su sucesor, Mariano Rajoy, también contó con los servicios de Arriola como jefe de la oposición y cuando llegó al Gobierno en 2011 con mayoría absoluta. Arriola dejó de trabajar para el PP con la llegada de Pablo Casado a la presidencia del PP en el verano de 2018. El sucesor de Rajoy apostó por reestructurar el equipo técnico y profesional que trabaja en la sede de 'Génova', entre ellos el histórico 'gurú' del PP.